miércoles, 16 de marzo de 2011

PAISAJE CANARIO

El drago, la costa y el azul limpio del Atlántico, en el zigzagueo de las olas que esculpen la isla.

Verde de la hoja, en la mañana de un sueño enamorado, y entre prisas y preguntas, sólo soy este viento del arrullo, un silbido atrapado entre dos tiempos, una querencia de monte y pájaro cantor, un bisoño picapedrero.

Y empiezo mi jornada, la libreta nueva de este día de marzo, cabalgo los minutos y no sé si seran gigantes o molinos de vientos lo que se asoma en la vereda.

Encomiendo a Dios el mundo todo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

@MarceloMartín

No hay comentarios:

Publicar un comentario