domingo, 11 de septiembre de 2011

REVELACIÓN


Una mañana de octubre,
abrí los ojos y entendí:
las islas no son islas,
son pájaros viajeros,
de amarillo plumaje
y pico de castaña,
que recorren continentes,
pican la verde hoja del bosque,
beben la sal de mares aguamarina,
cantan la isa del arrullo.


Son la danza del fuego cuando la roca despierta,
cuando la tierra respira un siglo,
y ellas se posan en el Atlántico,
y parecen islas,
pero en realidad son pájaros,
pájaros que vigilan y esperan.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                   @MarceloMartín

No hay comentarios:

Publicar un comentario