sábado, 31 de diciembre de 2011

¡¡ FELIZ AÑO NUEVO 2012 !!: Recibe la luz

A escasas horas que culmine el 2011, he tuneado esta foto que tomé un atardecer de agosto de este año en la playa de Los Cristianos, sur de Tenerife, para desear a todos los lectores y lectoras de este Blog un año nuevo 2012 muy feliz y lleno de bendiciones.

He agregado una pequeña viñeta para mi muy significativa, Abba Dios, el Padre, entrega al mundo a su querido Hijo Jesús, como luz que alumbra al mundo.


jueves, 29 de diciembre de 2011

NAVIDAD Y EPIFANIA SEGÚN FANO: Imágenes


O TANNENBAUM: Un villancico alemán tradicional


O Tannenbaum, ¡oh árbol de Navidad!, un villancico alemán tradicional, muy conocido en su versión inglesa: Oh Christmas tree!

Lo confieso: ¡Me encanta la música de Navidad!, no sólo la de mis propias raíces hispanas, sino la de cualquier país. 

Más allá de las barreras idiomáticas y culturales, me gusta sondear en el tesoro de cada tradición, y reencontrar los temas navideños que remiten a una experiencia común de fe en Jesús y en el misterio de su nacimiento.

La celebración de la Navidad nos hace a todos hermanos y hermanas, cantando los mismos temas, evocando los mismos sentimientos y valores, con distintos instrumentos, idiomas, lugares, acentos, climas,...

Esa es la magia fraterna de la Navidad.

Además, la Navidad es una de las fuentes más ricas para conocer la fisonomía musical de las naciones. Su alma popular, sus valores más arraigados, su carácter.

A veces pienso que hemos exagerado tanto las diferencias entre nosotros, que perdemos de vista lo esencial: todos los seres humanos formamos una misma familia: la humanidad.

Precisamente, como decía Juan Pablo II, la Navidad es, ante todo, la fiesta del hombre (hoy día agregaríamos: y de la mujer), porque la Palabra se ha encarnado, se ha hecho uno de nosotros, carne de nuestra carne, sangre de nuestra sangre, un verdadero ser humano sin dejar de ser Dios. ¡Aleluya!

lunes, 26 de diciembre de 2011

ÁRBOLES DE NAVIDAD ALREDEDOR DEL MUNDO

Venezuela

Caracas, Venezuela
The White House, Estados Unidos

New York, Estados Unidos
Berlín, Alemania

Munich, Alemania

Weimar, Alemania
Chile

Argentina

Bolivia

Canadá

Colombia
Londres, Reino Unido

Londres, Reino Unido
Ecuador

Gubbio, Italia

Perú

Perú

Lisboa, Portugal

Mexico
Madrid, España

Madrid, España
Ciudad del Vaticano

Ciudad del Vaticano
Suecia

Tokio, Japón
Paris, Francia

Polonia

Praga, República Checa

Praga, República Checa

Rio de Janeiro, Brasil

Rio de Janeiro, Brasil
Moscu, Rusia

Rusia
Estados Unidos
He reunido aquí una colección de árboles de Navidad de distintas partes del mundo, una tradición de las fiestas decembrinas que adorna con sus luces y colores no sólo las casas, sino también diversos pueblos y ciudades del planeta.

Destacamos la universalidad  de la Navidad, una efemérides cristiana que traspasa las fronteras, y que se ha encarnado en distintas culturas e idiosincracias, hermanadas en la experiencia de la fe común que hace referencia al nacimiento de Jesús, el Mesías, el Hijo de Dios.

El árbol, que forma parte de los signos de identidad de la Navidad, testimonia el carácter luminoso, alegre, festivo del misterio que celebramos los cristianos.

Con todo, quizás sea tiempo de re-evangelizar los signos que expresan nuestras fiestas cristianas, pues en muchos contextos el árbol está asociado a una visión consumista y materialista de la Navidad.

De hecho, en muchos escenarios sociales el árbol es utilizado por los agentes económicos como un vistoso reclamo que invita a las compras y al consumo ¡Jo-jo-jo!,..¡compre, compre, compre,..!

Hay que darle la vuelta a esto.

 Aunque no conozco una "teología" del árbol como signo de la Navidad, sugiero lo siguiente:

El árbol navideño testimonia el valor del hogar y la familia, la unión entre las personas que conviven juntas, la vida misma que es don de Dios, y cobijo para el hermano y la hermana, la fortaleza y la alegría que hallamos en Dios, su presencia siempre nueva en medio de la historia humana cotidiana.

El árbol, un signo navideño que invita a la  esperanza y a la fraternidad entre las personas.

¡Disfruten las imágenes!





sábado, 24 de diciembre de 2011

LES ANUNCIO UNA GRAN ALEGRÍA,...HA NACIDO EL SALVADOR: ¡Feliz Navidad 2011!

A escasas horas de la Nochebuena escribo esta entrada. Con gozo, con ilusión, con fe, digo a todos y todas: ¡¡ Feliz Navidad !!

Más allá de las dificultades, los problemas, las cargas, los agobios, quiero confesar mi firme esperanza en la gracia salvadora del nacimiento de Jesús, el Salvador.

Recibamos la paz, y proclamemos que las guerras y los odios no tienen la última palabra en la historia.

Recibamos la alegría,  y que toda tristeza sea vencida a los pies del misterio de Belén.

Recibamos, sobre todo, el amor, pues en la fiesta del Niño Jesús, Dios desvela su amor por cada uno de nosotros y nosotras. Un amor que testimoniamos contruyendo la fraternidad, y siendo solidarios con todos, especialmente con aquellos que más lo necesitan.

La Navidad significa que Jesús nos ama a cada uno, y que su amor llena y cambia nuestras vidas. ¡¡Aleluya!!

Con esta entrañable imagen del Belén canario, desde el sur de Tenerife, quiero desear a todos mis amigos y seguidores una Navidad llena de Dios. Amén.

DIME SI ES PASCUA: Pascua donde no se nombre al Mesías,...



Un aguinaldo venezolano de Otilio Galindez, e interpretado magistralmente por la Cantoría Alberto Grau. 

La letra de esta sencilla canción tiene un sentido profético: el centro de las celebraciones navideñas es el nacimiento de Jesús en Belén. Todo lo demás es, sencillamente, accesorio.

Lo voy a decir como lo siento: en muchos ambientes se nos anuncia una Navidad pagana, una Navidad donde no se nombra a Jesucristo, una Navidad donde se omite el referente cristiano de estas fiestas.

Y tal y como dice el canto, con su lenguaje poético, la estrella llora triste, la mula y el buey se marchan olvidados, junto con los reyes,...

Una Navidad sin el Niño Jesús es hueca.

Una Navidad sin el Niño Jesús no tiene sentido. Es como celebrar una fiesta de cumpleaños y no invitar al cumpleañero

Señoras y señores, si el nacimiento de Jesús, el Mesías, no es el motivo de su celebración, no lo llamen Navidad.

Por eso cuando me felicitan con el genérico Felices Fiestas, yo respondo diciendo: ¡Feliz Navidad!

Porque decir ¡Feliz Navidad! es declarar la razón verdadera de la fiesta que celebro: la natividad del Señor Jesús en Belén.
                                                                                                                                    @MarceloMartín

LECTIO DIVINA PARA EL TIEMPO DE NAVIDAD

La experiencia salvadora de la Navidad se fundamenta en el misterio de la Palabra de Dios, leída, meditada, orada, contemplada, vivida,... no sólo en la asamblea sino también en la soledad del corazón.

La Palabra es viva y es eficaz, ella realiza lo que significa, en ella y por ella ha sido creado todo cuanto existe, ella es la luz que ilumina a todo hombre que a este mundo viene.

En el momento culminante de la historia, cuando se cumplio el tiempo, la Palabra se hizo carne, un ser humano igual a nosotros en todo, excepto en el pecado. 

Ese es el misterio santo de la encarnación, piedra angular de la revelación cristiana.

Vivamos la Navidad abriendo nuestros oídos a la Palabra, atentos a la voz del Señor que nos habla, y que nos muestra en Jesús su bondad y misericordia. 

Esa Palabra, nacida entre nosotros, es capaz de salvarnos.

Volvamos a escuchar atentamente los textos santos que dan cuenta del nacimiento de un niño en Belén de Judá, de la estrella que siguieron unos magos venidos de oriente, y de los misterios de la infancia del Señor.

Meditemos sin cesar la Palabra, para que seamos como un árbol plantado al borde de una cascada, cuyas hojas están siempre verdes, y que da abundantes frutos en su sazón (Salmo 1).

Para ayudarnos en este propósito les presento este librito: Lectio divina: tiempo de Navidad, una colección actualizada de comentarios sobre los textos de la Biblia que se proclaman durante las celebraciones del tiempo de Navidad.

¡Qué María, la Madre de Dios, nos ayude a encontrarnos con Cristo Jesús, el Hijo de Dios, nacido de sus entrañas virginales, a través de la experiencia de la Palabra!

LECTIO DIVINA: TIEMPO DE NAVIDAD

martes, 20 de diciembre de 2011

MAÑANA DE ADVIENTO

El frío se ha colado desde anoche por entre las calles de San Isidro. Baja del Teide, dicen los viejos, y miran a Granadilla de Abona, como si intuyeran un secreto.

Amanece pronto para el cansado, ¡qué se hizo de las horas de la noche!, pienso, y miro el parpadeo de mi reloj digital.

Me voy vistiendo de mañana, contento como un niño que empieza una nueva libreta.

Maquinalmente, reviso mi almanaque del almacén de los chinos: ¡dentro de cuatro días nace el Señor!

Apunto en la agenda del día: volver a la Palabra, ser sanado por la alegría de Dios, buscar su rostro de niño, y, vivir la buena noticia de la esperanza.

Camino, y le grito al Estadio de la mañana: ¡Se ve, se siente, Cristo, está presente! plan, plan, plan,...

Soy un fan del adviento.

domingo, 18 de diciembre de 2011

DÉJAME VER TU ALMA: La respuesta a un desafío



A este servidor, tan poco dado a los sorteos y juegos de azar, el amigo Jesús Marrero, @jebeloal, le ha otorgado un premio: Déjame ver tu alma, un sencillo repertorio de preguntas para que ese ser que soy yo mismo se dé a conocer a otros,… ¡Vaya! Él mismo reconoce que no es tarea fácil, aunque como decía Don Basilio, un venerable profesor de los de antes, por más disfraces que nos pongamos al escribir, no hay vuelta de hoja, siempre estamos dando cuenta de nosotros mismos.

Esto de dejar ver el alma tiene su ciencia. Recuerdo de mis febriles lecturas teresianas, aquel consejo de la santa carmelita: ahondar en el “conocimiento propio”, base para crecer en la humildad, que no es otra cosa que “andar en la verdad” de lo que somos delante de Dios y de los hombres, sin falsos espejismos ni engolados miramientos narcisistas. La verdad, y sólo la verdad, y nada más que la verdad, que con ella ya hay bastante.

Fue Sócrates, uno de los padres fundadores de la filosofía, quien nos dio aquel atinado consejo, que no por antiguo deja de estar vigente: “conócete a ti mismo”.

Con estos precedentes, tomo el desafío, y entro de lleno en el asunto:

1. ¿Cómo te definirías a ti mismo/a?

Soy un hijo de Dios, agradecido del regalo maravilloso de la existencia.

Un ser humano que ha encontrado su identidad más honda en la persona de Jesús de Nazaret. Quizás la palabra que mejor defina esta experiencia sea la de testigo. Sí, a pesar de mis fallos e incoherencias, doy testimonio de un amor inmenso que tocó mi vida cuando apenas tenía 16 años, y que la ha marcado para siempre.

Gracias a Jesús he logrado encontrarme conmigo mismo. Su perdón y su misericordia han dado un sentido nuevo a mi vivir, y me han ayudado a descubrir mi propia dignidad humana, y a reconocer en las otras personas a mis hermanos y hermanas.

Sé que a algunos mi respuesta les puede parecer excesivamente religiosa, pero es lo que hay.

Por lo demás, me considero un luchador nato, un buscador de la belleza, un optimista incorregible, un curioso indagador de lo que se esconde detrás de las palabras.

Soy también un hombre que a fuerza de fracasar millones de veces, ha aprendido a tener esperanza.

2. ¿Cómo definirías la amistad?


La amistad es una de las experiencias humanas más radicales, donde confluyen comunicación, empatía, fidelidad, libertad, entrega, aceptación.

La amistad es una necesidad humana vital. No tener amigos y amigas que lo quieran a uno, es la mayor de las pobrezas.

Como emigrante de las dos orillas, lo más que se echa de menos son, precisamente, los amigos que hemos dejado atrás.

3. ¿Crees en al amor vía Internet? Si crees ¿Te ha sucedido alguna vez enamorarte de alguien por este medio?

Creo en el Internet como una vía de encuentro entre los seres humanos, y, cómo no, también puede ser un medio expedito a través del cual dos personas pueden llegar a conocerse, aunque nunca me ha sucedido.

Sin embargo, en la Red nuestro encuentro es siempre virtual, lo que no puede compararse nunca con la realidad real, donde los seres humanos tienen carne y sangre, y cada quién es lo que es, sin engaños, tan frecuentes, por cierto, en estos predios  cibernéticos.

El amor demanda, parafraseando a Juan de la Cruz, la presencia y la figura del amado o la amada, más allá de un simpático avatar en la pantalla del ordenador.

4. ¿Qué te gusta más, el día o la noche y por qué?

Definitivamente, soy un amante consumado del misterio de la noche, en ella me refugio cada vez que quiero pensar y encontrarme, es el marco ideal para escribir y escuchar ese otro yo que me habita, y que habla cada vez que comienzo a hilar palabras.

Siento verdadero placer estético y espiritual por la contemplación tanto del amanecer como del atardecer.

Lo más duro de llevar para mí son las tardes,… ¡Siempre estoy hecho polvo!

5. ¿Para ti qué va antes, el amor o el sexo?

Por supuesto, el amor.

El sexo sin amor es triste, y a la postre te deja vacío el corazón.

Sé que la cultura contemporánea nos impone una visión hedonista y relativista de la sexualidad, pero ella no es cónsona con la dignidad inmensa del hombre y la mujer.

En este punto, me suscribo a la buena noticia cristiana sobre el don de la sexualidad humana.

6. ¿Café con o sin leche?

Sin dudarlo, me gusta el café al estilo venezolano, el conocido guayoyo, clarito y sin leche. Soy un cafedicto, puedo estar tomándolo todo el día, y no me hace ningún efecto que yo me dé cuenta. Además, lo tomó desde hace años sin azúcar.

Lo primero que hago en la mañana es montar mi jarra de café. La primera taza me reconcilia con el día, y siempre me sabe a  gloria bendita.

7. Qué elegirías entre dos cosas ¿Recibir un beso de alguien enamorado de ti pero a quien tú no correspondes, o besar a alguien a quien quieres pero que no te corresponda?

En esto del besar no estoy yo muy ducho, pero como soy tan querendón cualquier muestra de cariño me hace ilusión. Con todo, creo que no me decanto por ninguna de las dos opciones.

Si acepto recibir un beso de alguien a quien yo no correspondo, puedo crear falsas expectativas sobre un amor que realmente no siento, y ello me parece que es engañar, y hacer daño a la otra persona.

Puesto en la situación contraria, qué quieren que les diga, tampoco me parece adecuada, porque el amor demanda el libre deseo mutuo, si ello falta es como engañarse a uno mismo, y ello hace que pierda interés para mí.

8. ¿Qué odias y que te atrae de una persona?

Siento simpatía por las personas abiertas, creativas, con sensibilidad social, emprendedoras, sinceras, comunicativas, con inquietudes artísticas e intelectuales.

Por lo demás, más que odiar, un sentimiento extraño en mí, no tengo la misma afinidad con las personas rígidas de pensamiento, esquemáticas, recelosas de lo nuevo o lo foráneo, desconfiadas y amuralladas en el cerco de lo cotidiano.

9. ¿Crees en el amor a primera vista?

Creo más bien en una primera atracción mutua, que va más allá de lo meramente físico, y que incluye aspectos como la forma de ser, la personalidad, etc.

Llamar amor a esto es mucho decir. Los sucesivos encuentros son los que van a confirmar, o no, si esta primera intuición es verdadera.

El amor exige el conocimiento del otro, y, ello requiere tiempo, y tener los ojos bien abiertos, y darse cuenta si el modo de ser, los valores, el núcleo de esa persona, es compatible con nosotros.

10. ¿A qué tres blogueros pasarías estas preguntas?

Una pregunta difícil que me ha hecho revisar a mis seguidores en las redes sociales.

Empezaré por Daniel Esparza, @Esparzari, el hombre de los mil rostros, creativo, pensador,  poeta, comunicador, y, sobre todo, un campeón de la amistad, espero que con su desparpajo acostumbrado se divierta un rato con estas preguntas.

He pensado también en Gretta Ontiveros, @Grettisima, compañera del bachillerato y, sobre todo, amiga de toda la vida. Durante estos años siempre ha sabido estar cerca, animando al grupo de nuestra promoción, compartiendo sus valores como persona, esa riqueza humana que la caracteriza.

Y por último, quiero enviar este premio a un amigo del Twitter, Francisco Javier Sánchez, @fjavi_sanchez, un colega profesor con quien siento gran coincidencia de intereses. Sus twits rebosan siempre actualidad, abordando temas sociales y humanos, con un toque de inteligencia y originalidad.