jueves, 20 de agosto de 2015

¿Cómo escriben los que escriben? 10 características comunes de los escritores


Este verano he terminado, ¡por fin!, de leer el libro de Lawrence Grobel, "Una especie en peligro de extinción" (Belacqva, 2008). Se trata de 12 entrevistas a escritores estadounidenses acerca del oficio de escribir y de sus experiencias con la escritura. Lo he leído a "puñados", en los flecos de mi agenda cotidiana, y he tomado, sobre la marcha, algunas anotaciones.

Lejos de cierta literatura manualesca que abunda por ahí sobre el arte de escribir, el libro me pareció muy interesante e inspirador. Al fin y al cabo, nada más fresco y directo que una buena conversación, descubrir al hombre o a la mujer que está detrás del libro que leemos y conocer de primera mano cómo ha producido su obra.

Mientras leía me he preguntado acerca de los rasgos que tienen en común estos personajes, entre sí tan diferentes, que han dedicado sus vidas a la misma tarea: escribir. A través de las entrevistas he ido descubriendo ciertas coincidencias acerca de su práctica como escritores, con base en ellas, y a título de ensayo, les presento aquí 10 características que definen su perfil como profesionales de la escritura.

1. Trabajo diario: 
Son "adictos" al trabajo de escribir. Tienen la disciplina de dedicarse a ello diariamente, la mayoría de manera autónoma. Casi todos han dispuesto un tiempo en su agenda de cada día consagrado a la escritura.

2. Investigación sobre el tema:  
Realizan una labor previa de investigación y de recopilación de información acerca del tema que van a escribir. Consultan otros autores que hayan escrito sobre la materia, entrevistan a expertos o a personas conocedoras del caso, visitan bibliotecas u otros centros de documentación.

3. Esquema previo
Hacen un esbozo o esquema previo del desarrollo de la narración o historia, estudian la trama, definen el perfil de los personajes, determinan las secuencias y el escenario, los tiempos, la perspectiva del narrador, y cómo será la resolución del problema.

4. Desarrollan un estilo centrado en sus áreas de interés: 
Estos escritores no escriben sobre cualquier tema ni en cualquier género. Casi todos han ido encontrado su propia voz y estilo a través de un proceso de "ensayo y error". La materia sobre la que escriben está relacionada con sus "centros" de interés y con sus experiencias de vida.

5. Escribir, re-escribir, corregir,..y volver a re-escribir:
Primero escriben un borrador, lo corrigen, lo re-escriben de nuevo, añaden o quitan párrafos, lo modifican, lo re-escriben otra vez, y lo vuelven a re-escribir y a corregir, y vuelven, y vuelven... hasta que logran el texto definitivo.

6. Grandes lectores:
Todos sin excepción dedican tiempo y pasión a la lectura. Leer es para ellos la escuela donde aprenden el arte de la narración. Hacen además una lectura "inteligente" de los libros que les impresionan: reconocen la estructura del texto, prestan atención al estilo, a los registros de los personajes, se fijan en la resolución de las situaciones, etc. Todos reconocen la necesidad de estar en permanente contacto con la "tradición" literaria y de su influencia sobre ellos cuando escriben.

7. Encajar con sabiduría los fracasos:
Todos afirman que su éxito como escritores ha estado jalonado por momentos de fracaso. Resaltan la importancia de "encajar" estos fracasos, de no abandonar, de aprender de los errores e insistir de nuevo. Mil veces han rectificado, y han vuelto a comenzar, con decisión, con persistencia, hasta que de tanto golpear la puerta se les ha abierto.

8. Relacionados con el mundo de la cultura:
Todos mantienen una estrecha relación con otras formas de arte y con  el mundo de la cultura en general: pintura, cine, música, etc., ello les ofrece una perspectiva amplia del mundo y enriquece su bagaje a la hora de sentarse a escribir.

9. Ni el nivel académico ni la clase social son determinantes absolutos:
Entre los escritores encontramos tanto profesionales universitarios como personas de formación media, o con estudios inconclusos. Así mismo, la extracción de clase suele ser también bastante variada, clase alta, algunos; otros, la mayoría, de clase media y también de sectores deprimidos y obreros. El factor decisivo parece ser el trabajo conjugado con el talento personal y la persistencia.

10. Apasionados con la escritura: 
En general, demuestran una gran pasión por escribir, y a pesar de lo exigente que puede llegar a ser la tarea, se entregan a ello con denuedo. A esto hay que añadir su curiosidad ante toda realidad humana, su capacidad de introspección y un cierto gusto por el trabajo en soledad, una característica esta última inherente a la tarea de escribir.

@elblogdemarcelo

3 comentarios:

  1. Gracias por tu artículo, excelente recomendaciones , un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante, Marcelo. Es una buena y completa recopilación sobre la tarea de escribir. Pienso que una de las más importantes es tener un buen bagaje de lecturas y, sin embargo, es algo que obvian muchos de los que quieren dedicarse a esto. Gracias por el texto. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Ángeles! Así es, el arte de escribir se bebe en el vino de la buena literatura. Caminamos siempre sobre los hombros de las obras que nos preceden, como si entre todos escribiéramos el mismo libro. Un abrazo

      Eliminar