jueves, 28 de julio de 2011

LATINOAMERICANOS EN ESPAÑA: Campaña Atlético de Madrid

video
El presente spot publicitario pertenece a la campaña para abonados del equipo de fútbol Atlético de Madrid, correspondiente a la liga 2005-2006.

Un joven latinoamericano, emigrante en España, escribe una carta a su familia al otro lado del Atlántico, contándoles en forma idealizada como le va por estas tierras de Europa. Tras las palabras de la misiva, las imágenes nos muestran, irónicamente, que su realidad dista mucho de ser la maravilla que él quiere pintar a sus padres.

Hay una cosa que genera en este muchacho un sentimiento grande de arraigo y pertenencia: el Atlético de Madrid, el club de los colchoneros. Las tardes en el estadio le hacen sentir integrado y feliz, apoyando junto con otros al equipo que ha hecho suyo.

Reconozco que dado mi largo historial de emigrante, cada vez que veo este vídeo me quiebro por dentro. Además, es de las campañas publicitarias que he visto en España más acogedoras y, al mismo tiempo, más honestas con la realidad de la inmigración.

Yo no soy aficionado a este deporte, pero si lo fuera no me quedaría duda, me apuntaría a este equipo que ha tenido el gesto bonito de tomar en cuenta a los latinoamericanos en España.

Una de las mayores dificultades que vive un emigrante es el sentimiento de desarraigo, de no pertenencia, a la comunidad en la que vive. Algunas veces porque él mismo se excluye, con frecuencia como una medida de autoprotección; otras, la mayor parte del tiempo, porque los nativos del lugar, sencillamente, le rechazan por ser extranjero ( y además, para más inri, pobre).

El fútbol puede convertirse en un espacio social de integración, y lograr hermanar a personas de distinto origen y condición, y eso me parece superpositivo. Recuerdo que la primera vez que vi el anuncio pensé: ¡qué bien que por lo menos el Atlético de Madrid quiere tener entre sus abonados a los emigrantes latinoamericanos!

La Iglesia, en este sentido, debería ser también un espacio de encuentro y acogida para todas las personas. En el caso de los emigrantes latinoamericanos, con más razón si cabe, pues proceden de países donde ella sigue siendo un factor de cohesión, social y cultural, de primer orden.

Cuando la comunidad cristiana se reune no hay DNI que valga, allí todos somos iguales, hermanos y hermanas, hijos e hijas de un Padre común ¡Bendito sea Dios, pues en cualquier lugar del mundo su casa es la casa de todos y todas!

A veces lo que un emigrante necesita no es tanto la ayuda material, que también, sino sobre todo sentirse afectivamente recibido como hermano y hermana:

¿Hemos acogido, como Iglesia de España, a esta oleada de emigrantes latinoamericanos que han venido a convivir con nosotros y nosotras?

¿Les hemos acompañado, les hemos ofrecido nuestra amistad, hemos abierto un espacio en nuestras parroquias para que se sintieran acogidos?

¿Les hemos ayudado a sentirse en su casa, les hemos escuchado en sus penas y alegrías, nos hemos dejado interpelar por la experiencia cristiana que han vivido en sus países de origen?

No lo sé. No me atrevo a decir que no lo hemos hecho, pero si pienso que podemos hacer mucho más.

Ojalá que no sea sólo el fútbol el medio que favorezca la integración ciudadana de este colectivo. Ojalá que la Iglesia Católica de España les sienta cerca, incluso como una bendición especial que el Señor quiere regalarle en estos tiempos de secularismos a ultranza.

No olvidemos que cada vez que acogemos al extranjero y al emigrante, recibimos al propio Jesús quien dijo: "Fui forastero, y me acogiste" (Mt. 25, 35).

8 comentarios:

  1. Hola Marcelo, comparto tu opinión .

    Cuando vivì por un tiempo afuera,me sentià excluida,tanto por los nativos, como por mi misma. En la mayor parte de Latinoamerica no excluimos a nadie, al contrario le abrimos las puertas,los brazos, y aquì le decimos "musiù", si son europeos.

    Cuando algùn paisano sale, ya lleva bajo el brazo,un titulo Universitario con Post-grados,Maestrìas y un cùmulo de experiencias en sus campos, fugándose muchos cerebros y creyendo que van a estar mejor por fuera???,pero siempre añorando su tierra.

    Mi paìs bello y hermoso,gracias a DIOS, me lo ha dado todo, y creo por eso, que jamàs he podido vivir afuera,una vez lo hice por una circunstancia y jamàs me acostumbrè...al contrario mas dolor me producía la lejanía de èl.

    No creo que la Iglesia de allà ayude, a no ser que la persona se lo pida,tampoco lo se?

    Gracias Marcelo por este compartir. Dios te bendiga ... !!!!

    ResponderEliminar
  2. Irene: Mujer de paz y de bendición eres tú, te comprendo perfectamente en lo que dices, porque es la experiencia que hemos tenido aquí la mayoría de nosotros. Porque he vivido estas dificultades muy de cerca, por eso es que sueño con una Iglesia que sea integradora y puente, que nos acoja y que nos ayude a sentirnos felices en nuestro nuevo país. En algunas parroquias se hace un trabajo maravilloso, pero en otros sitios ni siquiera se nombra la existencia de los emigrantes, como si no fuera una realidad bien presente aquí.Por eso he dicho, que hace falta más compromiso "afectivo" por parte de los católicos espàñoles.

    Comparto tu amor por Venezuela, ¡ahhhh mi tierra querida!, ¡cómo extraño el caracter abierto y afectuoso de los venezolanos! Aunque me siento ya integrado en Canarias, no dejo de darme cuenta de las cosas buenas que he dejado, sobre todo a mi gente querida de Venezuela.

    Bueno el Señor "escribe" nuestra vida según su voluntad, lo importante es que estemos dónde estemos, seamos portadores de bendición para los otros y testigos del amor de Dios.

    Un abrazo grandote mi amiga,

    Marcelo

    ResponderEliminar
  3. Amigo Marcelo,muchas gracias por tus elogios.

    Me alegra que estès integrado, que has podido superar(y aùn superas)el estar lejos de los tuyos y de tu paìs. Dime eres de acà?.

    Sigue asimismo superando la no integraciòn de la Iglesia Catòlica en favor de los emigrantes,seguro que muchos como tu,cada uno està poniendo su granto de arena, y tal vez allà algùn dia sean mas consecuentes con los mismos.

    Me alegra que lleves la palabra de Dios... buena falta que hace a toda la humanidad.

    Gracias amigo de mi parte tambien recibe un abrazote,chaito, cuidate !!!

    ResponderEliminar
  4. Irene, llegué a Canarias hace 10 diez, es decir he vivido la mayor parte de mi vida en Venezuela, y aunque he dado muchas vueltas por aquí y por allá, mi mundo de "referencia" es Venezuela, no porque sea mejor o peor, sino porque es mi realidad. Claro, aquí he llegado a sentirme canario, y he descubierto que ello no va en menoscabo de mi venezolaneidad. El corazón humano es grandote: caben varias patrias, y no tengo que amar a una, y no dejar de querer a la otra. Esta experiencia de amor incluyente me ha ayudado a vivir con alegría y con espíritu abierto allí donde estoy. Gracias mi amiga por tu comentario, y por tus palabras de ánimo y de motivación. Tú sabes, aquí siempre un amigo,
    Marcelo

    Una vez escuche una frase que me parece genial para lo que venimos hablando: "Es preciso florecer allí donde estamos sembrados"

    Como dices tú,.."Chaíto"

    Marcelo

    ResponderEliminar
  5. Asì es amigo Marcelo, sigue floreciendo allà que en cierta forma es mejor, y sobre todo que te acostumbraste.

    Agradezco tu amistad, que se es sincera ... Dios te siga Bendiciendo y sigue disfrutando de tus merecidas vacaciones.

    MUCHOS ABRAZOS,recuerdos y besitos

    Chaito, cuidate !!!

    ResponderEliminar
  6. Irene, Gracias a tí, por tus palabras y todo lo que venimos hablando me hace recordar que después de mis primeros meses en Tenerife, que anduve más perdido que Adán en el día de las madres, decidí de corazón integrarme, y ver lo bueno que podía ver aquí. No fue fácil, claro me ayudó mucho el contacto con los alumnos en el trabajo, que fueron el mejor rostro de estas islas. Ellos me han enseñado a amar estas islas Canarias. Las demás héridas el Señor las ha ido curando con el tiempo, la oración, una actitud optimista y realista al mismo tiempo.

    Digamos como Teresa del Niño Jesús: ¡Todo es gracia! El Señor sabrá, él tiene sus planes de amor y de bendición con cada uno de nosotros.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola, mi gente Latina!
    Les tengo la última bomba del verano. En septiembre tendrás la Tele que estabas esperando. ¡Sí! todas la telenovelas, música, concursos, noticias y todo el mundo del espectáculo Latino... ¡ya en España! Ahora podremos combatir la nostalgia de nuestra tierra con la mejor programación audiovisual. Además para que no te pierdas ningún detalle de las últimas novedades del WorldLatin contaremos con una página en Facebook. Seguro que romperemos fronteras!
    Les voy contando en cuanto sepa más sobre esto!!!!

    ResponderEliminar
  8. Marco Vinicio: ¡ Qué buena noticia! Justamente estuve hablando en una encuesta que me hicieron de la necesidad de atender a esa gran audencia que hay en España de latinoamericanos, y creo que van a tener mucho éxito. Aquí en Tenerife tenemos a través de televisoras locales duante varias horas al día Televisión de Venezuela, especialmente con noticias directas de allá, y no veas la aceptación que tiene. Bueno, un abrazo, y espero que nos mantengas informado.

    Marcelo

    ResponderEliminar