lunes, 17 de septiembre de 2012

¿Cómo enfrentar los problemas económicos? 6 consejos de la Biblia



En estos tiempos que corren, marcados por la crisis, el paro y los recortes, los problemas económicos se han convertido en una pesada carga en la vida de muchas personas, generando situaciones de verdadera angustia y stress. Como si estuvieran atrapadas en un callejón sin salida, la gente busca una solución que les permita resolver sus necesidades de vida. La experiencia  dice que no siempre es fácil.

Pero no hay que desesperar.

Como discípulos de Jesús hemos de llevar nuestros problemas, incluyendo por supuesto los económicos, a la Palabra de Dios. En ella el Señor siempre nos da la respuesta que necesitamos. Leerla, y orarla, bajo la guía del Espíritu Santo, transforma nuestro corazón y nuestra mente. Ella es luz en el sendero, y lámpara para nuestros pasos (Salm. 118, 105)

¿Cómo nos enseña la Biblia a enfrentar los problemas económicos? A continuación 6 consejos muy luminosos de la Palabra sobre este tema tan importante:

1. Lo primero es lo primero: el Reino de Dios
Jesús es claro, no debemos estar agobiados pensando qué comeremos o cómo nos vestiremos, es decir, como resolveremos el día a día. Él nos pone como ejemplo a las aves del cielo, y a los lirios del campo. El Padre conoce de antemano lo que requerimos para vivir, por lo que la actitud básica del cristiano es la confianza y el abandono en las manos amorosas de Dios (Mt. 6, 25-34)

Sin embargo, hay una condición: que busquemos primero el Reino de Dios y su justicia, es decir, que en nuestra lista de prioridades lo primero para nosotros sea hacer la voluntad de Dios, vivir según la norma del Evangelio, en seguimiento a Jesús de Nazaret,… todo lo demás se nos dará por añadidura (Mt. 6, 33). Esa es su promesa.

2. ¡Trabaja! 
La Palabra enseña que el medio normal para ganarse el sustento diario es el trabajo. Este principio rige a toda la estirpe de Adán, que ha de ganarse el pan con el sudor de su frente (Gen. 3, 19). Así mismo, el trabajo forma parte de la vocación humana universal: vayan y sometan la tierra (Gen. 1, 28).

La actitud de abandono y de confianza que nos aconseja Jesús no nos exime del deber de trabajar, sumando esfuerzo e inteligencia, para lograr satisfacer las necesidades de vida. Para un cristiano el trabajar no es un castigo, es un modo de servir a la comunidad y una fuente de bendición: ¡Trabajar no es un castigo!: una teología positiva del trabajo

Pablo nos da ejemplo, él compartía el oficio de la predicación con el arte de tejer tiendas (Hch. 18, 3). Además nos previene de la tentación de ser negligentes en la tarea, como, aparentemente, ocurría en la comunidad de Tesalónica (2Tes. 3, 6-7), pues el que no trabaje que tampoco coma, por lo que se nos exhorta a trabajar con sosiego para ganar el propio pan y no ser una carga para nadie (2Tes. 3, 8-12).

Por cierto, si hemos perdido el empleo, ello no significa que no tengamos trabajo, pues buscar colocarse es ya de por si un trabajo, y bien gordo.

3. ¡Descubre tu talento!
En la parábola de los talentos Jesús nos dice que a cada uno de nosotros se nos han confiado unos dones, nuestra misión es descubrirlos y crecer en ellos para que la gracia se multiplique en los campos de Dios. Como enseña Jesús, salgamos a negociar el talento para que aumente, y recibir aún más (Mt. 25, 14-30)

Estoy convencido que está parábola encierra un gran secreto incluso para que prosperemos económicamente: descubrir el propio talento, trabajarlo, ponerlo al servicio redundará en beneficios para nosotros.

Lamentablemente, muchos hacemos como el siervo perezoso de la parábola, escondemos los dones recibidos, los enterramos, y ello se refleja en los resultados que obtenemos.

4. ¡Ora!
Jesús nos enseñó en el Padrenuestro a pedir el pan de cada día (Lc. 11, 2-4). De esta manera llevamos a la oración las necesidades económicas para que el Señor nos socorra y provea nuestro sustento. Cuando oramos sabemos que Dios conoce de antemano lo que necesitamos (Mt. 6, 8).

Si sentimos que el Señor se toma su tiempo en atendernos, recordemos que Jesús nos exhorta a persistir en la plegaria, como el amigo inoportuno a la medianoche (Lc. 11, 5-8) o como la viuda pobre frente al juez injusto (Lc. 18, 1-8)

Si tenemos que enfrentar una situación económica que parece insoluble pidamos a Dios el don de la sabiduría (Stg. 1, 5), a fin de encontrar una salida al problema que nos agobia. Nunca olvidemos que para Dios nada hay imposible (Lc. 1, 37) y que todo es posible para el que cree (Mc. 9, 23).

Presentemos al Padre lo que nos preocupa (Filp. 4, 6), y esperemos en su gran misericordia que siempre se manifiesta en el momento oportuno.

5. ¡Comparte tus bienes!
Jesús nos previene de la tentación de acumular tesoros en la tierra, poniendo nuestra confianza en la posesión de los bienes materiales (Mt. 6, 19 y Lc. 12, 13-21). Por lo contrario, su invitación es que compartamos con los demás, especialmente con los más pobres, de lo mucho o poco que tengamos (Mt. 19, 21)

Es una ley del Evangelio, hemos de dar si queremos recibir (Lc. 6, 38). Y aunque creamos que somos tan pobres que sólo podemos ocuparnos de nosotros mismos, siempre tenemos algo que dar a los demás, así sea nuestro tiempo y nuestra atención.

6. ¡Se agradecido!
Dar gracias a Dios, tanto en la prosperidad como en la escasez, es proclamar nuestra confianza en la fidelidad y el amor de Dios (1Tes. 5, 18), quien se toma el trabajo de cuidarnos y de proveer a todas nuestras necesidades  con largueza (Filp. 4,19).

Cuando damos gracias confesamos y reconocemos que Dios es el dador de toda bendición (Stg. 1, 17), todo viene de su mano, él dirige nuestra vida según sus designios de amor y misericordia (Rom. 8, 28). La acción de gracias es siempre fuente de nuevas bendiciones, y trae gozo y paz al corazón.

* Para terminar, un consejo de oro: ¡Acude a la Virgen María!, ello es nuestra abogada e intercesora delante de Jesús, la que adelanta su hora como hizo en las Bodas de Caná (Jn. 2, 1-12), la que ha creído en el cumplimiento de las promesas divinas (Lc. 1, 45). Ella es la madre llena de amor que Jesús nos confió antes de morir en la cruz (Jn. 19, 25-27).

María, Madre de Misericordia, asístenos en nuestras necesidades, y llévanos siempre a Jesús, el dador y la fuente de toda bendición. Amén.

Marcelo

43 comentarios:

  1. bellas, palabras, pero no conoci a nadie que se haga rico trabajando, al menos honestamente,muchos confiamos y cada vez se agudizan mas las crisis, me parece que hay que habria que hacer algo mas que hablar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Señor nos pone en guardia contra la tentación de acumular bienes aquí en la tierra donde la polilla roe y se lo llevan los ladrones, por eso se nos pide que nos guardemos de toda codicia. El fin de nuestro trabajo es tener una vida digna, y compartir con los otros. Y por supuesto, Dios nos ha dado toda nuestra inventiva para movernos, buscar lo justo, intentar abrir nuevos caminos, levantarnos una y mil veces, es una espera "activa" en su misericordia,...¡un saludo!

      Eliminar
    2. Lo importante en este mundo, mientras vivimos en el; es alimentar nuestro espiritu con las cosas de Dios. Las cosas del mundo pasan. Mas las cosas de Dios duran todo la eternidad.

      Eliminar
  2. EXCELENTE REFLEXION PARA LA VIDA, DE CENTRO PUEDO VER EL AGRADECIMINETO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, coincido contigo, cuando en medio de nuestras dificultades somos capaces de dirigir a Dios una oración de acción de gracias, se acrecienta la fe en sus promesas y se abren las compuertas de las bendiciones celestiales, pues como dice nuestro Maestro: "cuando pidan algo en la oración den gracias como si ya lo hubiesen recibido, y lo obtendrán" Un abrazo

      Eliminar
  3. Un aporte valioso...Pero si se te cierran las oportunidades laborales...que hacer...dîme.....la vida continua y las cuentas aumentan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comprendo perfectamente porque es cierto que a veces todos los caminos parecen cerrados, y no vemos una salida. Te puedo dar como testimonio que en una situación así me sentía vacío y desesperanzado, entonces acudí al rosario, uno tras otro,...¡la Madre de Dios!,....sin pensarlo mucho,...a los días por caminos que ni me los imagina se fueron aclarando las cosas,...¡Bendito sea el Señor que no nos abandona en la tribulación porque si el afligido invoca al Señor él lo escucha y lo salva de sus angustias! ¡Ánimo! y un abrazo grande grande en el amor del Señor
      Marcelo

      Eliminar
    2. Es verdad, muchas gracias por tus palabras de fe, en estos momentos estoy viviendo una época de crisis, y desde ya le estoy dando gracias a Dios por que se que recibiré las bendiciones que con fe le estoy pidiendo. Hace unos días acudí a la biblia, la cual muy poco la leo, dentro de ella encontré un rosario que nos habían regalado; aleluya! era Dios que me lo estaba mostrando para que lo rezara, ahora que leo tus palabras lo entiendo todo, muchas gracias y que Dios te bendiga siempre.

      Eliminar
  4. Una reflexion bien acertada, y los versiculos bien utilizados, lo unico q como conocedor de la palabra tendria q saber q el unico mediador entre Dios y nosotros es Jesucristo. Abogado tenemos para con el Padre que es en Cristo Jesus Senor nuestro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amigo o amiga respeto profundamente el camino por el cual el Señor, en su bondad, te ha guiado. Me permito responderte desde mi experiencia de fe cristiana como católico.

      Cristo Jesús es el único mediador entre Dios y los hombres (1Tim. 2,5). Cuando pedimos a la Virgen o a los santos que oren por nosotros, en ningún caso se trata de que sustituyan esta mediación única de Jesús. Por lo contrario, si su oración puede ser eficaz, se debe únicamente a que están unidos a Cristo, y dependen enteramente de Cristo. La gracia viene siempre de Cristo.

      Alguien pudiera objetar que si todo nos ha sido dado ya en Cristo, no necesitamos la oración de los santos. Es cierto, pero lo mismo se puede decir de la oración de intercesión que hacemos los unos por los otros. Para Dios todos están vivos, lo dice el propio Jesús (Lc. 20, 38). La oración de los santos es manifestación de los lazos de caridad que mueven el Cuerpo Místico de Cristo.

      Si podemos orar los unos por los otros, ¿no pueden hacerlo también aquellos que por el testimonio de su vida, ratificado a veces con la sangre del martirio, han alcanzado ya la patria celestial? Esta experiencia se llama la "Comunión de los Santos". En el libro del Apocalipsis los redimidos oran ante del trono de Dios, sus oraciones son como un perfume (Apoc. 8,3 y ss). Su plegaria, unida a la de Cristo, ayuda a los hermanos que están siendo perseguidos. En todo este libro se ve como la Iglesia del Cielo está unida a la Iglesia de la tierra.

      Así como tú puedes orar por mí aquí en la tierra, ellos rezan por nosotros en el cielo.

      María, la Madre de Dios, la llena de gracia (Lc. 1, 28), a quien todas las generaciones llamaran bienaventurada (Lc. 1, 48), que se entregó como la humilde sierva (Lc. 1, 38), que fue cubierta bajo la sombra del Espíritu Santo (Lc. 1, 35), que adelantó la hora del Señor en Caná de Galilea (Jn. 2, 1-12), que acompañó a Cristo hasta su muerte en el Calvario (Jn. 19, 25 y ss.), que estaba presente en el Cenáculo de Pentecostés, (Hch. 1, 14), ¿no puede rezar por nosotros en el cielo?, ella es un miembro eminente del Pueblo de Dios, su oración de intercesión delante de nuestro único mediador Jesucristo es manifestación de la superabundante gracia de Cristo que fluye como un torrente a través de los miembros de su Cuerpo Místico, ¡cuánto más de su Madre bendita! Una larga tradición eclesial, que se remonta a los primeros siglos, así lo ha vivido y testimoniado.

      Hermano, me alegra, en todo caso, que te haya parecido acertada la reflexión que proponemos sobre el tema de la economía a la luz de la Biblia. Qué en este amor que nos une a la Palabra caminemos siempre los cristianos con una actitud de diálogo y de respetuoso encuentro

      Que el Señor nos ayude a ser fieles al camino que nos marca en el seguimiento a Jesucristo. Un saludo fraterno desde Tenerife.

      Marcelo.

      Eliminar
    2. Dios los bendiga!!!

      Eliminar
  5. Poner la confianza en dios, el es el unico que tiene la autoridad suficiente para decidir en nuestras vidas. Se trata de aceptar su voluntad porque es lo que el quiera para nuestra vida que entre otras cosas siempre va a ser lo mejor.pidamosle a el y el nos guiara, pensar con cabeza fria , tomar decisiones con calma y meditar cada uno de los movimientos que se hagan, y esperar en el. Buscar en el interior y sacar los dones que dios nos dio ponerlos al servicio de la comunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén, amigo, que el Señor nos ayude a caminar en esa actitud de fe y de confianza en su bondad y providencia. Un abrazo fraterno para ti y gracias por compartir tu pensamiento

      Eliminar
  6. bonitas las palabras pero en vez de interferir la virgen, porque mejor no interfiere Jesús.

    Juan 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Jonaman, me remito a lo que he respondido más arriba el 27 de agosto 2013, porque creo que allí se expone lo que creemos los cristinos católicos en torno a este tema. La oración de la Iglesia del cielo, de María y de los santos, está unida a la mediación única de Jesucristo, por quién hemos recibido gracia tras gracia, depende enteramente de Cristo, es oración en Cristo Jesús, por Cristo Jesús, con Cristo, y para Cristo. Esto es lo que la Iglesia de Dios ha vivido en su liturgia y en la experiencia de siglos del Pueblo de Dios. Respeto de corazón otras tradiciones, espero la misma actitud de respeto por parte de mis hermanos que han recibido la buena noticia cristiana en otras iglesias que confiesan la fe en Jesucristo. Un saludo fraterno desde Tenerife.

      Eliminar
  7. Hola hermano marcelo, busque esta palabra de aliento y me sirvio de mucho, yo fui evangelico y tenia las mismas dudas que el hermano anonimo, pero el studio y e deceo de saber de a donde yo venia me condujeron por los caminos que terminan en Roma, muchas gracias por tu humildad y tus palabras, Chany Ventura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hermano por tus palabras y tu testimonio, y por compartirlo, bendigo a Dios que va guiando nuestra vida y nos conduce en cada etapa de la vida conforme a su querer con nosotros. Un abrazo fraterno desde Tenerife y que el Señor te colme de bendiciones en esta Navidad

      Eliminar
  8. Hermosas.palabras y hare todo lo que se dice, tengo mucha Fe. Pero soy honesto por momentos estoy muy animado y de repente caigo nuevamente en angustia y triste, que puedo hacer aconsejame poe favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Daniel, en esos momentos de decaimiento que todos sufrimos, acudamos a Jesús, él vino a aliviar a los cargados y agobiados, su bondad sostiene nuestra vida, y como dice el salmo: "Aunque el justo sufra muchos males, de todos lo libra el Señor". Además, a cada día le basta su propio afán, no podemos resolver todo de una vez, vivamos con paciencia y esperanza las cargas de cada jornada, que el Señor guarda siempre nuestros caminos. Un abrazo en el amor de Jesucristo, y ánimo, chaval

      Marcelo

      Eliminar
  9. La Biblia habla de que los Santos y Maria fueron solo personas y murieron, pero solo Jesús resucito y es el único que vive para escucharnos, los santos y Maria murieron fueron un gran ejemplo y la Biblia nos enseña que no podemos hablar con los muertos....y cuando mencionas en Apocalipsis el pasaje que habla de los santos lo estas mal interpretando,,,,pero muy buenos tus puntos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un saludo, amigo, ¿cuál es la norma de interpretación del Apocalípsis? Leo el texto santo de la Divina Revelación en comunión de fe y amor con la Iglesia. Me sujeto en todo al sentir de la Iglesia Católica. Un abrazo fraterno en el amor del Señor Jesucristo y gracias por tu comentario
      Marcelo

      Eliminar
  10. Hola mi nombre es Daniel de Uruguay nadie hay que haya partida en la gracia del señor que este muerto Dios es un Dios de vivos ya lo dijo Jesús refiriéndose a Abraham

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Daniel, totalmente de acuerdo contigo, un abrazo fraterno desde Tenerife, y que el Señor te colme siempre de sus bendiciones

      Marcelo

      Eliminar
  11. ME CONFORTO MUCHO LEER ESTO!!! GRACIAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bendito sea Dios! ¡Qué la Palabra de Dios abunde siempre con todas sus riquezas en nuestros corazones y en nuestros labios, para que podamos consolar a los demás con el consuelo que recibimos de Dios! ¡Qué la gracia del Señor te acompañe siempre en tu camino! Un saludo desde Tenerife
      Marcelo

      Eliminar
  12. Es como dice: Anónimo del 13 de Mayo de 2014, 2:34...........Sólo JESUS RESUCITO! Por el momento, luego.......resucitaremos con El! Pero, éste asunto no es de polemizar, la verdad es esa: SOLO Jesús es el camino, la verdad y la vida. María tuvo un hermoso testimonio, igual que algunos de sus seguidores, pero, EL CAMINO....ES EL! No hay más. .....en fin, les deseo a todos, especialmente a Marcelo, a Daniel y a todos los que han comentado: Que el Señor Jesús, que les tiene, igual q a todos, la Revelación Perfecta de Su Divinidad, insisto para no crear polémica y saber: que todos tenemos un tiempo y una hora. Deuteronomio 5: "Te prohíbo que te arrodilles ante imágenes, ni que pides a dioses (con minúscula) fuera de mi"...Salmo 115: "No hagáis estatuas de oro o de plata, ni de ningún material......y menos te inclines a ellas-----" Entonces? Los Santos? Santo, SOLO Dios..vamos en un camino de perfección, y debemos pedir al Espíritu Santo que nos permita lograr La Santidad, pues es un DON! Dios nos guarde a todos y nos haga dignos de conocer "las riquezas que están GUARDADAS en Cristo Jesús, Señor nuestro."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo o amiga: La paz de Jesús, el Señor, sea contigo. Aunque dice que no quiere polemizar, todo su comentario me parece bastante fuerte y muy irrespetuoso, especialmente cuando cita textos que relacionan la veneración a María, la Madre de Dios, y a los santos, con el gravísimo pecado de la idolatría. Lo siento, pero al hacer esto me doy cuenta que no comprende nada, pero nada nada, ni sobre lo que piensa la Iglesia Católica sobre la Virgen María, madre de Jesús, ni sobre el dogma de la comunión de los santos, que forma parte del credo apostólico. A mi jamás se me ocurriría meterme en un blog de algún cristiano evangélico a hacer comentarios desde mi experiencia de fe en Jesucristo como católico. Es una cuestión de respeto. En el primer comentario hice una explicación de lo que sencillamente entendemos los católicos sobre la comunión de los santos y sobre la veneración a María, la Madre de Dios. Mi experiencia de salvación en Jesucristo la he vivido, y la vivo, en comunión de fe y amor con la Iglesia Católica, ella me engendró a la vida nueva en el Espíritu Santo por la predicación de la Palabra y por los sacramentos. Este es mi testimonio. ¿Quién se cree usted para juzgar mi experiencia de fe en el Señor? No pretendo obligar a todo el mundo a que viva la misma experiencia que yo, si usted ha encontrado a Jesús en otra Iglesia no seré yo quien le juzgue, Dios guía su vida como ha guiado la mía, pero por favor respete mi fe, y la obra de misericordia que el Señor ha hecho en mi vida. Esto es un blog católico, y, como nos aconseja Pablo, quiero evitar las discusiones inútiles, que sólo traen altercados, por eso no voy a publicar más comentarios de hermanos cristianos evangélicos criticando el pequeño párrafo que está incluido en mi post sobre la intercesión de la Virgen María. Todos los lectores son bienvenidos aquí, sean creyentes o no creyentes, católicos o no católicos, pero siempre respetando las convicciones e ideas de los demás, esa actitud de respeto es signo de la caridad, la reina de las virtudes cristianas: el testimonio del amor fraterno: ama a tu prójimo como a ti mismo. Por este signo del amor seremos reconocidos los seguidores del Señor Jesucristo.

      Un saludo desde Tenerife
      .
      Marcelo

      No resisto enviarle este vídeo que subí hace unos años a Youtube, y que refleja muchos de los sentimientos que me ha generado su comentario:

      https://www.youtube.com/watch?v=pso0zxdp8-w

      Eliminar
  13. DIOS ES AMOR ES PAZ Y JESUCRISTO NOS ENTREGO A SU SANTISIMA MADRE COMO MADRE NUESTRA Y ASI LA HE ACOGIDO YO. ESE AMOR A LA VIRGEN SANTISIMA ME LO PRODIGARON MI MADRE Y ABUELITAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir con nosotros, que ese testimonio de amor y fe que has recibido en tu casa sea siempre fuente de bendición y de luz en tu vida. Jesús por manos de María te colmen de inifinitas gracias. Un abrazo desde Tenerife,

      Marcelo

      Eliminar
  14. Hola Marcelo, por favor saca el video, en un escrito tuyo, ya que le doy al link y no sale, soy evangélica, pero quisiera oìr un testimonio como el que tu señalas, te respeto por lo que eres, quien eres, valoro tu entrega desinteresada en tu hermoso Blog. Un gran abrazo desde tu querida Venezuela.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Marcelo por tu meditación a pesar que no soy católico sino adventista, tu comentario me ayudo muchísimo y me recuerda que nuestro mayor tesoro esta en los cielos, Dios te bendiga y te guarde en todos tus caminos!

    ResponderEliminar
  16. Es verdad la VIRGEN MARIA NUESTRA MADRE intercede por nosotros ante nuestro PADRE CELESTIAL ella nos ama a todos sus hijos con infinita misericordia, cuando tengo algun inconveniente le pido a ella que interceda por mi y siempre me ha cumplido.

    ResponderEliminar
  17. Hola Marcelo, soy Federico de Argentina. Muchas gracias por tu publicacion, la he puesto en Favoritos para releerla cuando me sienta mal, porque aunque soy una persona de Fe, a veces los problemas nos hacen perder un poco o bastante la Fe. En este tiempo atravieso una situacion de cambio en mi vida que incluye inconvenientes familiares y economicos. Muchas veces uno pierde el camino y necesitamos de la Luz de Cristo, y del amor e intersecion de nuestra Madre la Virgen Maria, para que como aquella vez le dijo a Jesus "Señor, no tienen vino", hoy sea ella la que pida a Cristo por mi, pues...aunque grandes sean mis problemas, mas grande es el amor de mi Señor y el no me abandonará. Muchas gracias nuevamente. Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Marcelo haber que ago. para decirle a alguien que esta pasando por una situación difícil la mama no a terminado de pagar la casa pero se esforzaron y pero les llego un papel y fue una demando}a que les puedo decir y pues apenas están conociendo Dios y pues que les digo.

    ResponderEliminar
  19. Respuestas
    1. Muchas gracias, un abrazo grandote desde Tenerife

      Eliminar
    2. Hola marcelo me agrada mucho poder leer esta oraciones pero que te dijo
      Amo a Dios con todo mi corazón y mi vida entera es la razón de mi existir' es mi fuerza y fortaleza y creo en el, creo en su poder 'en su amor y misericordia' siento que me ama ttambién porque melo demuestra cada día, pero siento que falta algo en mi vida y no es que quiera ser una mal agradecida con Dios pero hay un no se que que no me deja sentirme totalmente bien desde lo espiritual ' no se no tengo una casa no tengo un buen empleo,no tengo una estabilidad económica y no sé si eso es conformismo mediocridad no se pero mi vida es un desorden ora por mi que cree me lo estoy necesitando y bastante gracias por lo que puedas hacer por mi mi nombre es yajaira

      Eliminar
    3. Hola Yajaira. comprendo tu situación, y no creo que seas desagradecida porque tú misma confiesas que ese amor de Dios nunca te deja, por mal que puedan parecer las cosas. También hay profetas y santos en la Biblia que en momentos de tribulación o prueba le han presentado a Dios su desconcierto o sufrimiento. Me estoy acordando ahora, por ejemplo, de Habacuc: "¿Hasta cuándo, Yahvéh, pediré auxilio sin que tú escuches,...?" (Hab 1,2) Más adelante en el libro encontramos la respuesta de Dios a su queja: "...más el justo por su fidelidad vivirá" (Hab 2, 4). Aquí "fidelidad" se entiende por fe: la confianza que tenemos en el Amor que cuida de nosotros. Arrojarnos en los brazos misericordiosos de Dios, rendirle a sus pies todo los que nos aflige, confiar en su misericordia. En este contexto dar las gracias por nuestros problemas desafía nuestra lógica, es reconocer todo lo que acontece ha sido o querido o permitido por Dios para nuestro mayor bien. Esto es fe viva. Yajaira, a cada día le basta su propio afán, hagamos todo lo que está en nuestra manos para ayudarnos, y confiemos en la misericordia de Dios que es nuestro refugio y nuestro amparo. Cuenta con mi oración. Te recomiendo un post que escribí recientemente y que a lo mejor te puede ayudar: Las pruebas de esta vida ¿experiencias de misericordia?
      http://librosyvideoscristianos.blogspot.com.es/2015/06/las-pruebas-de-esta-vida-experiencias.html

      Eliminar
    4. BENDICIONES A TODOS LEER LA BIBLIA :
      Introducción “
      Les abriré las ventanas de los cielos y derramará sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde" Malaquías 3:8-11
      Toda Prosperidad viene de Dios porque Él es dueño de todo:
      "Del Señor es el mundo entero, con todo lo que en él hay y con todo lo que en él vive“
      Salmo 24:1
      El deseo de Nuestro padre Dios, es que sus hijos disfruten de todo lo suyo:
      "Hijo tu siempre estás conmigo y todo lo que tengo es tuyo.”
      Lucas 15:31
      No escatimó ni a su propio Hijo para que viniera y nos rescatara:
      “Si Dios no nos negó ni a su propio hijo, sino que lo entregó a la muerte por todos nosotros, ¿Cómo no habrá de darnos también, junto con su Hijo, todas las cosas?”
      Romanos 8:32
      El mismo Señor Jesucristo desea darnos la Prosperidad integral (espiritual, física y material):
      "Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que seas sano, así como tu alma está en Prosperidad".
      3 Juan 1:2
      “Si aceptamos a Cristo en nuestro corazón, Él nos ofrece el Espíritu Santo en plenitud”. Juan 7:37-39




      Salmo: 91

      1.-Tú que habitas al amparo del Altísimo y resides a la sombra del Omnipotente,
      2. dile al Señor: "Mi amparo, mi refugio, mi Dios, en quien yo pongo mi confianza".
      3. El te librará del lazo del cazador y del azote de la desgracia;
      4. Te cubrirá con sus plumas y hallarás bajo sus a las un refugio.
      5. No temerás los miedos de la noche ni la flecha disparada de día,
      6. ni la peste que avanza en las tinieblas, ni la plaga que azota a pleno sol.
      7. Aunque caigan mil hombres a tu lado y diez mil, a tu derecha, tú estarás fuera de peligro: su lealtad será tu escudo y armadura.
      8. Basta que mires con tus ojos y verás cómo se le paga al impío.
      9. Pero tú dices: "Mi amparo es el Señor", tú has hecho del Altísimo tu asilo.
      10. La desgracia no te alcanzará ni la plaga se acercará a tu tienda:
      11. pues a los ángeles les ha ordenado que te escolten en todos tus caminos.
      12. En sus manos te habrán de sostener para que no tropiece tu pie en alguna piedra;
      13. andarás sobre víboras y leones y pisarás cachorros y dragones.
      14. "Pues a mí se acogió, lo libraré, lo protegeré, pues mi Nombre conoció.
      15. Si me invoca, yo le responderé, y en la angustia estaré junto a él, lo salvaré, le rendiré honores.
      16. Alargaré sus días como lo desea y haré que pueda ver mi salvación".




      Eliminar
  20. hola mi querido marcelo es la primera vez que leo tu reflexion muy hermosa y te pone a pensar hoy estoy pasndo por una situacion muy dura con mi esposo pues nuestra situacion economica ha desmejorado y en este momento debemos renta del apartamento y no sabemos que hacer mi esposo me consuela y dice que confie en dios que el nos va ayudar pero yo escucho a la dueña expresarse de manera indoliente y agresiva mi esposo es carpintero y se esfuerza demasiado y yo lloro todos los dias desesperada y sin poder ayudarlo

    ResponderEliminar
  21. En este momento mi hermano está pasando por una dura situación económica. Y la verdad me he sentido muy angustiada y preocupada.

    Son muchas noche de desvelo, muchas lágrimas... de pronto será por el temor a que él pierda su empresa porque prácticamente de allí viene el sustento para él y sus empleados.
    Así como hemos buscado ayuda económica, mi afán ha sido buscar ayuda espiritual... Mi fortaleza.
    Sí, hemos pasado por crisis económicas con mi esposo y gracias a la misericordia y ayuda de mi Dios hemos salido de estas duras situaciones.
    Por eso, esta mañana acudo a la oración y al pedir ayuda a mi Dios me encontré éstas palabras...
    Dios es tan grande que sabrá llenarnos de sabiduría, fortaleza, tranquilidad. Pondrá en nuestro camino las personas indicadas las cuales nos darán trabajo, cuyo trabajo será valorado por nuestro esfuerzo, experiencia y calidad. Sobretodo un trabajo hecho con amor.
    Padre Santo, en tus benditas manos ponenos nuestra empresa, nuestro trabajo, las personas que dependemos de él. No permitas que caigamos en la desesperación, guía nuestro camino, ilumina nuestras mentes, ayudados y danos la sabiduría para poder organizar y administrar correctamente nuestra empresa. Danos el trabajo necesario para solventar nuestras deudas económicas, el sueldo de todos los empleados, nuestros gastos... En fin, que nuestras finanzas sean manejadas por ti y no por nuestra voluntad. Todo esto te pido Señor en el nombre d nuestro Señor Jesucristo, para la tranquilidad de mi familia, para que el nombre de mi hermano no quede señalado y sobretodo para la Gloria y Honra de Dios. Amén.

    ResponderEliminar