lunes, 13 de agosto de 2012

Ave mundi spes, María: Salve, María, Esperanza del Mundo


Hermoso himno gregoriano, una verdadera joya de la tradición litúrgica de la Iglesia, en honor a María, la Madre del Señor: Ave mundi spes, María. En español: Salve, María, esperanza del mundo.

Mientras escuchamos este entrañable canto, contemplamos diversos iconos que representan el misterio de  María, la Madre del Señor. Misterio de las maravillas de gracia y misericordia que Dios obró en su humilde sierva; misterio de su misión como abogada y medianera ante Jesucristo, el único mediador entre Dios y los hombres; misterio de su amor maternal que nos acompaña y ayuda para que vivamos según el Evangelio, la buena noticia de la salvación que nos ha sido anunciada.

Ahora que se acerca la festividad de la Asunción de María, invocamos con este canto la dulce presencia de la Virgen, consoladora de los afligidos y esperanza de todos los que sufren.

Sí, Señora Nuestra, se nos acaba el vino, por eso acudimos a ti, Virgen de la Esperanza, adelanta para nosotros la hora del Señor, mira con particular amor a los que en medio de esta crisis tan tremenda se han quedado sin empleo; o que carecen de los medios suficientes para atender a las necesidades más básicas: el alimento, la vivienda, el vestido, la salud; a los que se siente angustiados ante la amenaza de un desahucio,.. en fin, a todos, y a todas, hijos e hijas, necesitados del vino de la misericordia 

Hoy, más que nunca, Virgen María, proclama para nosotros las grandezas del Señor, que derriba del trono a los poderosos, a los hambrientos colma de bienes, a los ricos los despide vacíos.

Sí, Virgen María, las maravillas del Dios vivo, el Dios que auxilia al pueblo pobre que en Él espera. Amén.

A continuación la letra del Himno, primero en su lengua original en latín, y luego en su traducción en lengua castellana

Ave mundi spes, Maria

Ave mundi spes Maria,
ave mitis, ave pia,
ave plena gratia.
Ave virgo singularis,
quć per rubum designaris
non passus incendia.
Ave rosa speciosa, ave Jesse virgula:
Cujus fructus nostri luctus relaxavit
vincula.
Ave cujus viscera contra mortis foedera
ediderunt filium.
Ave carens simili, mundo diu flebili
reparasti gaudium.
Ave virginum lucerna, per quam fulsit lux
superna his quos umbra tenuit.
Ave virgo de qua nasci, et de cujus lacte
pasci res cćlorum voluit.
Ave gemma coeli luminarium.
Ave Sancti Spiritus sacrarium.
Oh, quam mirabilis, et quam laudabilis
hćc est virginitas!
In qua per spiritum facta paraclitum fulsit
foecunditas.
Oh, quam sancta, quam serena, quam
benigna, quam amoena esse virgo
creditur!
Per quam servitus finitur, posta coeli
aperitur, et libertas redditur.
Oh, castitatis lilium, tuum precare filium,
qui salus est humilium:
Ne nos pro nostro vitio, in flebili judicio
subjiciat supplicio.
Sed nos tua sancta prece mundans a
peccati fćce collocet in lucis domo.
Amen dicat omnis homo.

Salve, María, esperanza del mundo

Dios te salve, esperanza del mundo, María,
Salve, gentil, Salve, piadosa,
Salve, llena de gracia.
Dios te salve, oh virgen singular,
que fuiste elegida
para no sufrir las llamas a través de las zarzas.
Dios te salve, bella rosa;
Salve, raíz de Jesé:
cuyo fruto afloja las cadenas de nuestro llanto.
Dios te salve, cuyo vientre dio un hijo en
contra de la ley de la muerte.
Dios te salve, incomparable,
entre lágrimas has renovado la
alegría para el mundo.
Salve, lámpara de las vírgenes, a través
de ti brilla la luz celestial sobre las sombras.
Salve, oh Virgen de la que el Dios de los cielos quiso nacer,
y de cuya leche se alimentó.
Dios te salve, joya luminosa de los cielos.
Dios te salve, santuario del Espíritu Santo.
¡Oh cuán maravillosa, y cuán digna de
alabanza es tu virginidad!
Por la cual brilla tu fecundidad, a través del Espíritu, el
Paráclito.
¡Oh cuán santa, cuán serena,
cuán benigna, cuán amable creemos que eres Virgen!
A través de ti la esclavitud ha
terminado, el cielo nos abre su puerta, y se
nos devuelve la libertad.
¡Oh lirio de castidad!, ora a tu hijo, que
es la salvación de los humildes:
Para que no suframos el castigo, en la sentencia llorosa, por nuestras culpas.
Que por tu santa oración, alcancemos la purificación de los pecados, 
y lleguemos a la casa de la luz. 
Que cada hombre lo diga. Amén.


8 comentarios:

  1. Hola Marcelo.Supongo que sabrás mucho de religión,y de la virgen. Yo solo queria darte testimonio de que yo fui catolica por aprox. 27 años,ponia velas a la virgen para pedir ayuda con toda mi fe, y a Dios,pero nada pasaba todo me iba de mal en peor.Perdi todo lo que tenia incluso marido,y un dia, un matrimonio evangelista me hablo de recibir a Jesucristo, de arrepentirme de mi vida de basura,queme postales de santos,imagenes, deje de poner velas y todo religioso,llore me avergonze y me arrepenti de todo corazon.,y no fue religión, fue creer en que Jesucristo fue el que murio en la cruz por mi,ni los santos ni la virgen lo hizo, le acepte como mi Salvador y le entregue mi vida.
    Todo cambio,se me fueron arreglando las cosas,y hoy estoy casada de nuevo, obedezco al Señor, y leo la Biblia,pero sin rituales, sin adorar a la virgen ni a los santos, lo consegui, solo EL, y nadie mas que EL,es el intermediario entre Dios y nosotros,y su Santo Espritu el que nos guia.Saludos. Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Rosa: Bendigo al Señor por tu testimonio, gracias por compartir tu experiencia de salvación en Jesucristo. Respeto profundamente el camino por el cual el Señor, en su bondad, te ha guiado. Me permito responderte simplemente desde mi experiencia de fe cristiana como católico.

      Cristo Jesús es el único mediador entre Dios y los hombres (1Tim. 2,5). Cuando pedimos a los santos que oren por nosotros, en ningún caso se trata de que sustituyan esta mediación única de Jesús. Por lo contrario, si su oración puede ser eficaz, se debe únicamente a que están unidos a Cristo, y dependen enteramente de Cristo. La gracia viene siempre de Cristo.

      Alguien pudiera objetar que si todo nos ha sido dado ya en Cristo, no necesitamos la oración de los santos. Es cierto, pero lo mismo se puede decir de la oración de intercesión que hacemos los unos por los otros. La oración de los santos es manifestación de los lazos de caridad que mueven el Cuerpo Místico de Cristo, y unida a la de Cristo, colabora en la realización del querer de Dios.

      Si podemos orar los unos por los otros, ¿no pueden hacerlo también aquellos que por el testimonio de su vida, incluso a veces ratificado con la sangre del martirio, han alcanzado ya la patria celestial? Esta experiencia se llama la "Comunión de los Santos". En el libro del Apocalipsis los redimidos oran ante del trono de Dios, sus oraciones son como un perfume (Apoc. 8,3 y ss). Su plegaria, unida a la de Cristo, ayuda a los hermanos que están siendo perseguidos. En todo este libro se ve como la Iglesia del Cielo está unida a la Iglesia de la tierra.

      Por lo demás, los santos dan testimonio de las maravillas que el Señor ha obrado en ellos, su vida es un ejemplo para los cristianos. Con alegría, la Iglesia celebra la acción de Dios en ellos, y su respuesta de fe. La gloria es siempre, y únicamente, del Señor. En todo caso, la veneración a los santos tiene sentido si nos ayuda a vivir bajo el Señorío de Jesús, obedientes a su Palabra, y, sobre todo, el mandamiento nuevo del amor, el signo por el cual los cristianos seremos reconocidos.

      Te aclaro: los católicos nunca adoramos ni a la Virgen María ni a los santos. El culto de adoración es exclusivo de Dios. Simplemente celebramos las maravillas de Dios en ellos, y nos encomendamos a su oración delante de Cristo, así como tú puedes orar por mí aquí en la tierra, ellos rezan por nosotros en el cielo.

      Ese culto a los santos se denomina "veneración" y redunda siempre en la gloria de Jesucristo. Él es el único que merece la alabanza, porque todo lo bueno que pueda haber en la vida de los santos viene de Él, y lo glorifica a Él. Si doy gloria al Señor por las maravillas que hace en la creación, ¿no puedo alabarlo por las maravillas que ha obrado en la vida de Francisco de Asís, o de la Madre Teresa de Calcuta?

      (Continúa)

      Eliminar
    2. María, la Madre de Dios, la llena de gracia (Lc. 1, 28), a quien todas las generaciones llamaran bienaventurada (Lc. 1, 48), que se entregó como la humilde sierva (Lc. 1, 38), que fue cubierta bajo la sombra del Espíritu Santo (Lc. 1, 35), que adelantó la hora del Señor en Caná de Galilea (Jn. 2, 1-12), que acompañó a Cristo hasta su muerte en el Calvario (Jn. 19, 25 y ss.), que estaba presente en el Cenáculo de Pentecostés, (Hch. 1, 14) ¿No glorifica con su vida al Señor? ¿Ofendemos a Dios porque celebramos los prodigios que ha realizado en ella? ¿La gloria es de María? ¡La gloria es siempre del Señor que ha realizado grandes maravillas en María, su humilde sierva!

      Más allá de los caminos por los que el Señor nos conduce, me duele la actitud de algunos, sean católicos o sean evangélicos, que son como los discípulos que querían impedir que otros hicieran milagros en el nombre del Señor porque no eran de su grupo. El Señor los reprendió por su ceguera. Nadie hace milagros en el nombre de Cristo, y habla luego mal de Cristo (Mc. 9, 38-40).

      Rosa, ¡muchas bendiciones para ti y los tuyos!, que el Señor nos ayude a ser fieles al camino que nos marca en el seguimiento y en el amor a Jesucristo. Un saludo fraterno desde Tenerife.
      Marcelo.

      Eliminar
    3. HOLA MARCELO: Gracias por tu respuesta,nosotros, mi esposo y yo no somos mucho de pedir oracion a los hermanos en la fe en 16 años que hemos estado en una iglesia , en casos especificios de mucha necesidad,pues lo hacemos directamente, pero si es sabido por la Biblia,que es la palabra de Dios, que esta bien hacerlo, por ejemplo en Santiago 5 versiculo,14 ¿esta alguno enfermo entre vosotros? llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él,ungiendole con aceite, en el nombre del Señor.Nuestras madres y familiares son catolicas,siguiendo sus tradiciones y se bien lo que me hablas,pero yo particularmente no me quiero entretener con nada como hice en el pasado que no sea buscar a Dios através de Jesucristo, intentar conocerle cada dia mas y como obra en nuestras vidas y la de los demás,y tengo a mi lado a alguien que lo ama con locura, que paso 6 años en un desierto, viviendo en una chavola, solo con la biblia, rodeado de angeles, que aprendio a conocerlo,y lo que vivo y veo no tiene nada que ver, con lo que vivi antes,porque el milagro mayor es para mi que una persona de mala vida cambie de inmediato, por intervencion de Jesucristo directa, y por su muerte en la cruz, y esto solo lo hace Dios con quien quiere.,por eso no me quiero apartar, ni distraer mirando a otro lado, Gracias a Dios le doy por todo, por mis hermanos cristianos que murieron en el pasado y hoy,por la virgen que trajo a Jesús al mundo para nuestro bien,.Por un sacerdote que conocemos y aqui hay un escrito sobre el, que ayuda a los evangelicos,etc. etc. etc.
      También se que Jesús le dijo a los discipulos, que si unos hablaban de el y el reino de los cielos, que les dejaran hacer,pues aun cuando no iban con ellos en contra no estaban.
      Bueno sigamos el camino, con nuestras luchas diarias y que Dios nos bendiga a todos,y encamine a los que se despisten,lo importante es que todos estemos en la mesa del Señor cuando llegue el dia,BENDICIONES AMIGO MARCELO, DE ROSA BEL.

      Eliminar
    4. Gracias a ti, Rosa, por este diálogo,... Sigamos lo que el Señor, en su bondad, pone en nuestros corazones, amarlo a Él, guiados por el testimonio de su Palabra, Él obra en nosotros tanto el querer como el obrar según conviene, y, como bien dices tú, ¡que no nos despistemos!,... que el Señor nos reúna a todos en su mesa, velando en oración, y haciendo el bien a los demás sin cansarnos. Te reitero mis mejores deseos en Cristo para ti y los tuyos,...Un abrazo grande desde este rincón de Tenerife,

      Marcelo

      Eliminar
    5. Que mala educación que teneís vosotros los protestantes de irrumpir en páginas católicas y de dar vuestras opiniones, me parece que es una falta de educación y vaya que cada quien puede publicar lo que piensa pero sin insultos y menos idealismo fantasticos sobre la idea de Jesucristo.

      Eliminar
  2. Alegresnse católicos POR QUE DIOS VIO CON BUENOS OJOS A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

    SI quieren ser ricos, tener buena vida y no tener sacrificios esta religión no es para hipócritas

    Los católicos si leemos la biblia y es atravez de la eucaristia, sacrificio, la meditación y la penitencia como realmente nos reconciliamos con el padre

    Esa fue la condición para el perdón de los pecados, NO TIENE SENTIDO DECIR ESTOY ARREPENTIDO los judíos también lo hacen, ellos son el pueblo elegido y sus pecados no son perdonados.

    Mas que nada nos entristece que no alaben a LA SANTÍSIMA VIRGEN María SI NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO ES LA PUERTA PARA EL PADRE, ELLA ES LA LLAVE PARA entrar en ella

    ALABADA SEA MARÍA LLENA DE GRACIA, TAN BENDITA Y PURA EL PADRE DE LOS CIELOS LA ELIGIÓ COMO SU MADRE, VENIR ATRAVEZ DE ELLA (QUE HABÍA SIDO CONTEMPLADA AL PRINCIPIO DE LOS TIEMPOS )

    ResponderEliminar
  3. Cuanto Amor demostro el Señor en Maria: El si de ella, muestra la firme conviccion de la libertad del hombre para elegir sus caminos: Hagase en mi, segun tu palabra.

    "Ave Maria, llena de gracia, el Señor está contigo" dijo el Angel.

    "Bendita me llamaran todas las generaciones" versa en la misma escritura

    Como no amar a una madre, llena del amor de Dios?

    ResponderEliminar