jueves, 28 de julio de 2011

QUIERO SER COMO TÚ: El libro de la selva

video


¡Qué swing, compadre!,...Oyendo la música de este vídeo tomado de la película El libro de la Selva, un clásico de Walt Disney, los pies se me van solos,...tin tarin,...juuuuuuuuuuuuuuu!

Pero lo más gracioso es el asunto: los monos han secuestrado a Moogli, el niño selvático, y ¿por qué?: Ahhh,...porque su rey, el orangután Loui, quiere que el chiquillo le enseñe cómo hacer el rojo fuego, el gran secreto que lo convertiría en un ser humano, con todas las ventajas que esta condición puede tener para él,..."ser como tú",....ese el quid de todo, ¡chico!, ¿hacemos el trato?

La cosa parece impertinente pero tiene sus bemoles: todo el mundo anda en busca de secretos, para llegar a ser algo distinto de lo que es realmente: el secreto para tener dinero y triunfar en los negocios, el secreto para conquistar las delicias del amor, el secreto para obtener fama y renombre, y llegar a ser la estrella del cotilleo,....Ahhh, ¡pero qué tontos somos a veces!

El único secreto que existe es muy sencillo: ¡ser uno mismo!, ser lo que se es, y nada más: hijo o hija de Dios, creado a su imagen y semejanza, con una dignidad inmensa, llamado a ser feliz plenamente con los dones y las talentos que Dios nos ha confiado para gloria de su nombre, viviendo en comunión y servicio con la naturaleza y, especialmente, con los demás seres humanos.

¡Hombre, rey Loui, cada quién tiene que encontrar su propia identidad, su misión, la razón de ser de su vida, el propósito hermoso para el cual ha nacido!

Y para lograrlo, el camino es el Señor Jesucristo, en él me conozco tal cual soy, y comprendo lo que significa mi pequeña persona. A él si puedo decirle con toda propiedad: "Quiero ser como tú" y él si que puede darme el fuego que transforma y da sentido a la vida: el amor.

¡Por Dios!, no caigamos en la tentación del orangután, agotemos el propio y personal misterio de nuestra humanidad,...

Seamos humanos, profunda y radicalmente humanos, tan humanos como Dios nos ha soñado en su amor infinito.

Bueno, disfruten el vídeo, que para estos días del veranito viene muy refrescante, y dejénse llevar por la alegría contagiosa de este jazz, ...ujjiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!

2 comentarios:

  1. Excelente blog. Gracia y paz de nuestro Dios.
    De un cristiano que no es católico.

    ResponderEliminar
  2. Gracias José Luna, aquí tienes un hermano en la fe de Jesucristo, el Señor, porque más allá de las denominaciones el amor de Dios que se ha manifestado en nuestras vidas nos une y nos cubre de bendiciones y de esperanza. Gracias por tu visita y recibe un abrazo

    ResponderEliminar