miércoles, 17 de junio de 2015

El "Cristo abrazado a la cruz" de Nueva York: Al fin nos hemos encontrado


El cuadro "Cristo abrazado a la cruz" fue pintado por el Greco en Toledo hacia el año 1580. Hay uno muy parecido en el Museo del Prado de Madrid, pero este que les comparto se encuentra en el Museo Metropolitano de Nueva York, lo he sabido por un amigo que vive en la gran metrópoli estadounidense y que ha subido la imagen en una red social con un escueto comentario: "Al fin nos hemos encontrado". 

Esta noche quería hacer una reflexión muy sesuda sobre esta pintura, su contexto histórico en el marco de la contrarreforma española, la espiritualidad católica que la inspira, la llamada devotio moderna, el personalísimo estilo del cretense, etc., pero al contemplar con detenimiento el rostro de Jesús, sus ojos mirando el cielo, me he quebrado por dentro.

Jesús, hermano mío, varón de dolores y conocedor de todos los quebrantos, tu mirada en este cuadro, sencillamente, me traspasa. Sostienes decidido el madero, y buscas con tus ojos, que parecen estallar en lágrimas, al Padre del cielo, el amparo de ese Padre del que tanto nos hablaste. Y en tu expresión percibo todo el peso de nuestra humanidad en ti. 

En otras pinturas se exalta, por ejemplo, la divinidad de Cristo, su Señorío, su poder, su victoria, pero en este pequeño cuadro lo que se respira es la profunda fragilidad del hombre Jesús, que carga con una mansedumbre inaudita la cruz, que acepta con inmenso amor los designios del Padre. 

Muchas más cosas pudiera decir de esta pintura, pero lo dejo hasta aquí. Admiro, eso sí, el genio del pintor que supo penetrar, y mostrarnos, el estado psicológico y emocional del hombre que abraza la cruz. 

Llevemos nuestros sufrimientos y cargas a Cristo, busquemos su mirada llena de misericordia y bondad. Esa cruz tan pesada que llevas, aquel problema de trabajo, la enfermedad que te agobia, compártela con tu Señor. Él nos ha prometido descanso y alivio.

No sé cuantas personas verán al día este famoso cuadro en el museo neoyorkino, ojalá que nosotros que por lo pronto sólo lo vemos virtualmente, podamos decir las misma palabra que nuestro amigo: "Al fin nos hemos encontrado"

@elblogdemarcelo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada