viernes, 10 de julio de 2015

Fiesta de San Benito, abad: Bajo la guía del Evangelio



Mañana, 11 de julio, es la fiesta de san Benito, abad: patrono de Europa y padre de los monjes de occidente.

Más allá del lenguaje retórico que suele adornar cierta exposición de la vida de san Benito, me gusta contemplarle cercano, peregrino en la fe como yo, hermano en el seguimiento a la persona de Jesucristo.

Benito es un hombre abierto a la acción del Espíritu Santo, que ha experimentado la misericordia divina en su propia vida, y la testimonia en su circunstancia histórica, por cierto bastante difícil, con su oración y su trabajo, el famoso ora et labora que ha servido de divisa a sus hijos, los monjes benedictinos, a lo largo de los siglos.

Algunos rasgos del camino benedictino, tienen esa unción tradicional que nos viene de los padres de la Iglesia: el amor a Cristo como centro de la vida, la primacía de la lectio divina, la vida de comunidad, la humildad, el trabajo, la oración litúrgica, la hospitalidad y, sobre todo, la caridad fraterna, ese sello que hace del monasterio una schola caritatis, una escuela de caridad en medio del pueblo de Dios.

Aquí les dejo para descargar las dos fuentes principales del carisma benedictino: la vida y milagros de san Benito, escrito por el Papa san Gregorio Magno, y que ocupa el II libro de su obra "Los Diálogos". Y la "Santa Regla", donde Benito expone el programa espiritual de los monjes y organiza la vida de la comunidad. 

De la Regla de san Benito se ha dicho que es una bella síntesis del Evangelio y que, gracias a su hondo realismo, moderación y sabiduría, ha configurado espiritualmente a los pueblos de Europa.

Que la atenta lectura de estos dos textos nos ayuden a vivir bajo la guía del Evangelio, sin anteponer nada al amor de Cristo.

 VIDA DE SAN BENITO: Descargar

 LA SANTA REGLA: Descargar

@elblogdemarcelo

No hay comentarios:

Publicar un comentario