lunes, 8 de julio de 2013

Vacaciones: contraste de azules


Vacaciones. Y yo, para variar, en un estado de total despiste.

Ha pasado casi un mes, ¡zas!, y yo sin actualizar mi Blog. Esta vez no es por falta de tiempo. Me parece que he sufrido de un exceso de temas, ¡estoy saturado!, ideas que van y vienen, sucesos que me salpican, marejada de pensamientos, de espejos quebradizos,...

Soy un permanente monólogo que no concluye. El fluir de la conciencia.




No vivimos nuestro ser de hombres, ni nuestro ser cristiano, encerrados en nosotros mismos. Creer, y vivir, es siempre dialogar, relacionarse. Es asomarse a la ventana, es zambullirse en el torbellino donde se suda el pan cotidiano y  los malvados hacen su guerra, trafican con las esperanzas de los buenos, engañan a los incautos.

Además yo sufro del mal de la curiosidad, quiero saber que acontece más allá de mi portal, no lo puedo evitar. Se trata de un síndrome incurable.

He estado leyendo sobre la ideología de género y me he estado replanteando ciertas ideas. Hay por ahí  materiales muy buenos sobre lo que vienen reflexionando los cristianos en torno a temas tan candentes como el matrimonio homosexual, la igualdad hombre-mujer, el aborto, etc. Como he dicho en otras ocasiones, el asunto me interesa sobremanera. Ya les contaré.

¿Han escuchado las predicas diarias del Papa Francisco? ¿Por qué será que los medios de comunicación social apenas se hacen eco de sus palabras? De todas maneras ya se acerca la JMJ Río de Janeiro 2013, así que lo veremos por la tele, o por Internet, y lo tendremos muy presente en nuestras oraciones, aunque los mass media sigan con su estrategia "desinformativa".

No tengo reparo en confesar, ¡hay que ver cómo estamos hoy!, que pierdo mucho tiempo con las Redes Sociales. Tengo que aprender a dosificarme. Es cuestión de ascésis.  En esto, como en tantas otras cosas, la virtud está en el medio.

Alguien comentó que las vacaciones no son un tiempo vacío, sino la oportunidad de hacer cosas que no hacemos en otros períodos del año. Palabras ciertas, porque la ociosidad es siempre, como decían los antiguos, enemiga del alma. Recuerdo aquel consejo de la Regla Carmelitana: "Qué el diablo te encuentre con las manos ocupadas"

Hoy me he confesado en Santa Cruz ¡Qué grandes bendiciones de amor y misericordia reserva el Señor para nosotros en el sacramento de la reconciliación! ¡Es una pasada!

Vacaciones, un tiempo precioso para rezar el rosario con calma, leer la Palabra, dedicar ratitos a la oración, al encuentro personal con Jesús, a la contemplación.

Necesitamos ser profes-misioneros-discípulos contemplativos. Dejarnos broncear por el Señor en el sol del silencio,... frente al Santísimo, habitando nuestro santuario interior. En este horno se forjan los profetas de la Palabra.

Y que un carbón encendido queme nuestros labios.

Nos vemos estos días. Entretanto, unas refrescantes imágenes, contraste de azules, de la Polinesia francesa. No crean que he viajado hasta esos parajes, ¡qué más quisiera!, pero puestos a adornar el post, no hemos querido escatimar en belleza y exotismo, da igual que nunca hayamos estado allí. 

El azul del mar fue una de las cosas que mejor le quedó al Señor en la mañana de la creación. Ya habrá tiempo de decírselo en el cielo. Es que, ya se sabe, nuestro Dios es todo un artista.

Un abrazo grandote en Jesús y María. 

6 comentarios:

  1. excelentes!!! un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Beatriz, para lo poquito que posteo últimamente,...un abrazo

      Eliminar
  2. Hola mi querido Profe amigo, que grato es siempre leerte, no importa que creas que eres "un monólogo que no concluye", eso es interesante para sacar de ti, toda esa enseñanza que tienes acumuladas y que necesitas repartir al mundo y a tus siempre consecutivos lectores.
    Te deseo una hermosa vacaciones, ¡vaya por fin! dirás tu,jajaja, son bien merecidas.
    Un abrazote con cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amiga, ¡tanto tiempo!,...He estado con la cabeza en mil cosas y apenas he actualizado el blog. No tengo excusa. Será cargar de nuevo las pilas y pedir a Dios que nos sacuda la molicie del verano,...Un abrazo y que el Señor te bendiga siempre en tu camino

      Eliminar
  3. Hola Marcelo!
    Felices vacaciones. Me encantó tu blog, yo también soy docente de religión en Venezuela y me impactó tu generosidad y la cantidad de recursos que compartes con todos. Dios te pague por tanto bien. Precisamente, intenté descargar unos libros pero me salen los enlaces caidos, es una lástima. Si puedes arreglarlo y facilitarlos de nuevo, estaré pendiente. Si quieres, visítanos en nuestro blog, lo hemos tenido un poco abandonado por cosas de trabajo y tiempo, pero igual eres bienvenido http://koinoniaenlinea.blogspot.com y mi contacto te lo dejo acá. Un fuerte abrazo. Bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Laura, me alegra mucho que entremos en contacto, últimamente apenas me he metido en el blog, creo que me hace falta sacudirme la molicie del verano,...Esta ha sido una labor de hormiguita recogiendo recursos, aprendiendo a bloggear (si es que existe este verbo) Es cierto lo que dices sobre los enlaces que no funcionan, lo que pasa es que algunas páginas que antes alojaban archivos ya no están funcionando, y por eso necesito actualizar todo este material, en todo caso, si estas interesada en algún libro o archivo, házmelo saber e intentaré buscar alguna opción posible para colgarlo. Tomo buena nota de tu blog, es bueno saber que más allá de las fronteras, los cristianos vamos ocupando nuestro espacio, y haciendo del continente digital un lugar para encontrarnos y compartir. Venezuela siempre en mi oración y en mi corazón, siempre pendiente de lo que pasa por aquella tierra tan amada,..Un abrazo y que el Señor te colme siempre de bendiciones

      Eliminar