domingo, 29 de septiembre de 2013

¿Tienes un blog cristiano? 5 consejos para crecer en la blogsfera


Muchos creyentes, ya sea a titulo personal o como grupo, están presentes en la red a través de su propia bitácora o página, un excelente medio para compartir recursos, expandir el mensaje de Jesús, y, sobre todo, comunicar al mundo el testimonio de su fe.

A la creación del blog le sigue luego un período de expansión, es el momento de captar seguidores, buscar nuestro espacio en el mundillo virtual, posicionarnos, lograr aumentar el número de visitas e ir creando una verdadera comunidad.

Desde ya lo digo, ¡la tarea no es fácil!,... son tantas las voces que pululan, los mensajes y los contra-mensajes que aparecen en la pantalla, lo efímero de la información,... que requiere mucho empeño, tiempo y paciencia hasta lograr ver algún resultado.




Pero, lo afirmo, ¡vale la pena! La presencia cristiana en Internet sirve de contrapeso a todo el torrente de anti-valores que circula por la vorágine de Internet. Nunca sabemos cuando nuestro sencillo post, que tanto nos costó escribir, sirvió de edificación a un hermano que vive en otro continente, o cómo el recurso que hemos compartido enriqueció una catequesis en una lejana parroquia. Esa es la magia de la red.

Con el objetivo de animar a otros blogueros cristianos en su propósito, les ofrezco estos consejos que he encontrado útiles en mi experiencia con mi propio blog:

1. Definir el tema principal y/o la audiencia del blog: Definamos con precisión nuestra especialidad porque el mundo cristiano es muy amplio, no es lo mismo un blog de espiritualidad que uno de teología o de pastoral. No es igual intentar captar la audiencia juvenil que la de los adultos, ya sean los miembros de una cofradía o de un movimiento de apostolado. 

Tener claro desde el principio nuestro objetivo, y el público al cual nos dirigimos, nos ayudará a situarnos, para que nuestras entradas se correspondan realmente con las expectativas y las necesidades de aquellos que consideramos los destinatarios principales de la bitácora.

2. Cuidar el diseño y la redacción: Al escribir nuestras entradas debemos recordar que serán leídas desde la pantalla de un ordenador, razón por la cual debemos evitar párrafos excesivamente largos; la recomendación es que dejemos espacios de luz entre las ideas, y que seamos concisos, evitando palabras inútiles. 

Cuidar especialmente los títulos, que sean sugerentes y originales, que llamen la atención del internauta. Pongamos siempre al principio del post alguna imagen o vídeo que ayude a "anclar" la atención del que nos visita. 

Al escribir evitemos el tono excesivamente académico o formal, optemos por un estilo cercano y familiar, personal, lo cual hace más atrayente la lectura de nuestra entrada.

Finalmente, huyamos de cierto barroquismo que he visto en algunos blogs cristianos, recargados de ángeles, vírgenes, melodías gregorianas que suenan por sorpresa, avisos del fin del mundo, etc,...Aquí se cumple la ley de "menos es más", todos estos elementos decorativos distraen la atención y no facilitan la lectura de la entrada que hemos posteado. Seamos sobrios, centremos nuestro mensaje en lo importante y evitemos el "ruido" comunicacional.

3. Presencia en otras bitácoras y conexión con las redes sociales: Visitemos otros blogs relacionados con nuestro tema, hagámonos sus seguidores, dejemos comentarios de aquellos posts que nos parezcan interesantes, la idea es ir creando relaciones entre bitácoras afines. Mucha gente que se queja de que nunca recibe comentarios, a su vez jamás comenta las entradas de otros blogs ni los visita,... ¡seamos generosos!, actuemos con los otros como nos gustaría que hicieran con nosotros mismos. 

Un aspecto imprescindible hoy día: todas nuestras entradas deben contar con enlaces para compartirlos a través de las redes sociales, particularmente Facebook y Twitter, pues es la forma más rápida para lograr que nuestros contenidos se difundan y que alcance a un mayor número de público.

4. Mantener actualizado el blog: Es el aspecto más importante, el dinamismo de Internet demanda una constante actualización de nuestro blog a fin de lograr fidelizar a nuestros lectores, quienes volverán a nuestra página con el deseo de encontrar novedades. ¿Con cuánta frecuencia se debe actualizar el blog? Depende de las posibilidades de cada quien, lo ideal es diariamente o, al menos, varias veces por semana. Si nuestro público visita nuestra página y encuentra siempre la misma entrada de hace un mes, sencillamente dejará de visitarnos, y buscará información en otra parte.

La actualización también incluye que respondamos puntualmente los comentarios que reciban nuestras entradas, es un gesto de cortesía entre internautas, y sirve de motivación para que nuestros visitantes se conviertan en seguidores del blog.

5. Paciencia, oración y,...¡a disfrutar con el blog!: Mantener el blog requiere dedicación, paciencia, y...¡tiempo!,... buscar información, escribir, subir imágenes, enlazar con las redes sociales,...Seamos realistas, sigamos un plan sencillo de trabajo, y no nos desanimemos si los resultados no se ven de inmediato,...¡sigamos adelante!,...

Llevemos también nuestro blog a la oración personal,... Al sentarnos frente al ordenador invoquemos la asistencia del Espíritu Santo,... que la página sirva de instrumento de bendición para todas las personas que nos visitan, y que difunda la luz de Jesús en el continente digital.

Un último consejo,...no nos olvidemos, por favor, de disfrutar con la tarea del blog,... En el gozo que nos produce el acto creativo, y su difusión, está quizás uno de lo secretos de la perseverancia en nuestra vocación de blogueros cristianos.

Y a ti ¿qué te han parecido estos consejos para crecer en la blogsfera cristiana? ¿Añadirías algún otro?

@MarceloMartín 



7 comentarios:

  1. Saludos Marcelo.

    Me encanta esta entrada porque aunque los consejos que has presentado los he visto en otras páginas, pero en inglés y sin contenido cristiano. Gracias por traer estos consejos, ya que nos ayudan a como promocionar nuestro mensaje.

    Lo más que me gustó fue el hecho de ponerlo siempre en oración. Debemos recordar que escribir en la red tiene una gran responsabilidad, ya que es lo mismo que si estuvieramos en nuestras congregaciones o reuniones predicando y/o enseñando la palabra de Dios.

    Dios te bendiga hermano y sigue hacia adelante. Saludos de este puertorriqueño desde Arizona, USA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alexis, coincido contigo en que nuestra presencia como cristianos en la Red es una nueva forma de comunicar a otros las riquezas de la Palabra de Dios. Lo de orar antes de sentarme frente al ordenador lo fui aprendiendo con el tiempo porque me di cuenta que a veces llevado por la curiosidad se me iba el tiempo de aquí para allá, y además sucede que tenemos una idea o pensamiento que queremos compartir con otros pero no se nos ocurre como empezar. Ponerse en manos de Dios, que él tome nuestras palabras y que ellas sirvan de edificación a las personas que las lean.

      El Espíritu del Señor se mueve siempre, y sopla también en el continente digital

      Un saludo fraterno en Cristo Jesús desde la isla de Tenerife

      Marcelo

      Eliminar
  2. ¡Muy acertados los consejos! :) Sobre todo...¡el último!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, vamos caminando y aprendiendo, que el Señor bendiga nuestra presencia y testimonio en la Red. Un saludo fraterno desde Tenerife

      Marcelo

      Eliminar
  3. Hola, hoy inicié mi primer blog personal cristiano y creo que es algo muy bonito poder compartir con otras personas lo que Dios nos enseña... pero respecto a los comentarios he visto que hay gente que quiere humillar y pisotear nuestras creencias sin importar lo que pase y es por eso que me da cierto temor activar los comentarios de mi blog. Por otra parte muchas gracias por los consejos, creo que son muy acertados e intentaré seguirlos.
    Son libres de visitar mi blog jajaja.

    ResponderEliminar
  4. Hola, saludarte y felicitarte por testimoniar tu fe a través de un blog, creo que es una experiencia enriquecedora, que hace presente la buena noticia cristiana en este movido mundo del Internet, por lo menos esa ha sido mi experiencia. Con respecto a lo que dices sobre los comentarios, justo por eso tuve que poner la "moderación" de los comentarios, para no encontrarme sorpresas en el blog. De todas maneras, mi recomendación, es no publicar nada que no sea conveniente y evitar en lo posible polémicas que no edifican, sobre todo cuando no vemos una actitud de respeto y tolerancia. Te animo a que sigas adelante en tu proyecto y que el Señor te colme siempre de sus bendiciones.

    Marcelo

    ResponderEliminar
  5. Hola, Dios le bendiga, soy de Puerto Rico y como dijo Alexis buscando ideas de qué escribir en mi blog, encontré muchas pero sin contenido cristiano, sus ideas y recomendaciones son muy buenas. Sobre lo de la oración es cierto siempre hay que orar antes de escribir, las ideas fluyen mucho mejor y siempre tenemos que contar con la ayuda de Dios para todo sobre todo si vamos a escribir sobre sus asuntos. Yo empecé hace dos semanas y lo empecé como un pasatiempo, pero luego me dí cuenta el privilegio que tengo al escribir sobre Jesús y lo que él ha hecho en mi vida. Sólo estoy comenzando en esto de los blogs pero espero con la ayuda del Señor seguir aprendiendo y mejorando mi forma de escribir para tal vez en un algún rincón del planeta alguien pueda sentirse edificado con las palabras que escribo y las mismas puedan ayudar o hacer sentir mejor a esa persona.

    ResponderEliminar