lunes, 27 de febrero de 2012

EL PIZARRÓN: 10 tips para su uso motivacional en el aula


En sus distintas versiones, ya sea de madera, negra o verde, para tiza; de metal blanco para rotuladores lavables; o la modernísima pizarra digital, si hay un elemento asociado a la actividad docente ese es el pizarrón, también llamado pizarra, tablero o encerado, un invento que resiste el embate del tiempo, y que forma parte del decorado imprescindible de ese espacio que llamamos el aula.

En la pedagogía tradicional el pizarrón era, fundamentalmente, el lugar donde se escribía la lección para que el alumnado la copiara en su cuaderno, así como los deberes que debía realizar,  favoreciendo el control y la gestión del aula.

De hecho, la mayoría de los chicos y chicas tienen una percepción, básicamente, aburrida del pizarrón, quizás porque para muchos se traduce en una única actividad repetitiva: escribir, escribir, y más escribir, a veces con la presión de hacerlo rápido, no sea que el profe borre la pizarra, y las anotaciones queden incompletas.

Me parece que en estos nuevos tiempos que corren, hemos de darle la vuelta a esta visión, y replantearnos el uso de este magnífico recurso educativo. 

El pizarrón no es una hoja de texto que los alumnos tengan que copiar como si fuera un castigo, es fundamentalmente un apoyo para las explicaciones del profesor, un facilitador de la atención en el aula, y, sobre todo, un  recurso motivacional de primer orden que puede favorecer una buena actitud hacia el aprendizaje, e incluso la adquisición de las llamadas competencias básicas.

Reconozco que su uso no puede ser más sencillo, de hecho yo no sé si existe una ciencia del uso del pizarrón, aquí me limito a compartir algunos tips que he ido ensayando en estos últimos años, y que pueden ser de utilidad para los que diariamente hemos de utilizar este recurso. Por supuesto, estoy abierto a nuevas sugerencias y comentarios.

1. Al comenzar la sesión, cerciorarnos de que en la pizarra no haya nada escrito de la clase anterior. Con este gesto favorecemos la atención, e indicamos el inicio de una asignatura diferente. Es como decirles: señoras y señores, aquí comienza algo nuevo.

2. Demos un título llamativo a la unidad, y escribámoslo en la pizarra con letras de gran tamaño que ocupen todo el espacio, aunque luego tengamos que borrarlo. Seamos originales, hagamos preguntas, seamos artistas de la intriga y el suspense, lancemos un desafío,...

3. Sea que utilicemos tiza o rotuladores, por favor, ¡hagamos uso  del color! Basta ya de esos pizarrones aburridos y uniformes, escritos con un mismo color y un mismo tipo de letra. Y no se trata sólo de una estrategia para los niveles de primaria e infantil, he comprobado que incluso mis alumnos de bachillerato atienden más cuando uso el color en la pizarra. Ya saben aquel dicho: "la letra con el color entra mejor".

4. Cambiemos algunas palabras por dibujos, utilicemos recursos propios del comic, rostros sencillos y parlantes, emoticones para expresar emociones,...No tenemos que ser unos expertos dibujantes, basta que seamos creativos, y demos un toque divertido y fresco a nuestro mensaje.

5. Procuremos seguir un cierto orden que favorezca la comprensión, guardemos un espacio mínimo entre los distintos contenidos. Incluso dejemos espacios en blanco que ayuden a centrar la atención. Utilicemos todos los recursos del esquema: flechas, círculos, llaves, el subrayado, etc. Recordemos que la pizarra es nuestra valla publicitaria, y evitemos a toda costa la sensación de que se trata de una ensalada de letras.

6. Siempre que los alumnos/alumnas participen en la dinámica de clase, escribamos sus aportes en la pizarra. Ello les motiva, pues les ayuda a sentirse valorados e involucrados en la discusión de aula.

7. No mezclemos contenidos, ni pretendamos escribir absolutamente todo. El pizarrón es apenas un apoyo comunicacional. Si queremos que dispongan de una información que consideramos relevante, es preferible que saquemos algunas fotocopias, y las repartamos entre ellos.

8. Mientras estamos de espaldas, y escribimos en el pizarrón, por favor no se nos ocurra dar una explicación sobre el significado de la hermenéutica. ¡Le estaríamos hablando, sencillamente, al pizarrón! Por eso, precisamente, hemos de recurrir a palabras claves, y simples esquemas, y darnos la vuelta lo más rápido posible, mirar al auditorio, respirar, y, entonces sí, retomar el hilo de nuestra exposición.

9. He observado que ayuda a la memoria y a la atención escribir en grande una conclusión del tema de la clase. Mejor si es en forma de frase pegadiza, y la encerramos en un cuadro de color.

10. Seamos prevenidos con el material de nuestro oficio docente, tengamos siempre a mano un estuche de tizas o de rotuladores lavables. En muchas aulas que conozco, ¡oh misterio!, desaparecen mágicamente de una clase a otra,...





Para concluir una caricatura para pensar:

13 comentarios:

  1. Muchas gracias Marcelo, la verdad que me has dado unas cuantas ideas para refrescar mis clases.

    ResponderEliminar
  2. Ahhh Felipe,...Gracias por tu comentario, tuve una maestra por allá en mis años de primaria que era una artista cambiando palabras por los dibujos más sencillos y ocurrentes,....a veces estos pequeños trucos son los que nos ayudan a llevar el día a día

    ResponderEliminar
  3. Gracias Marcelo... tus ideas me refutan unas y renuevan otras e iluminan...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo, de eso se trata, precisamente, de ir aprendiendo sobre la marcha los pequeños trucos de nuestro oficio,...Muchas gracias por tu visita y por tu comentario :)

      Eliminar
  4. Muchas gracias por las recomendaciones, me han sido de gran ayuda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegra que te haya sido útil, en esto de la enseñanza vamos siempre re-inventándonos cada día,...Un saludo, amigo

      Eliminar
  5. estoy buscando quien es el inventor del pizaron y no encuentro tu no saves

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un profesor de geografía en Escocia llamado Pillans James en 1801.

      Eliminar
  6. Muchas gracias, te felicito eres muy creativo. Que sucedería si más encima le agregamos algún recurso extra a nuestra vestimenta, lentes grandes o con algún letrero, mascara, sombreros con formas o con un letrero, etc. Bendiciones.

    ResponderEliminar
  7. Buenisimo! lo voy a compartir en mi blog....

    ResponderEliminar
  8. hola buenos dias , ! les comento mi duda , resulta que en el aula de la escuela primaria hay tres pizarrones es recomendable para un nene de 11 y 12 años tener tres pizarras . no es mucha carga visual para ellos .y otra es saber la razón por la cual exiten tres pizarras, casualidad o tiene una causalidad pedagogica?

    ResponderEliminar
  9. Es importante antes de iniciar una clase comenzar escribiendo la fecha y el año y debajo de la fecha colocar el nombre del curso, así mismo el nombre del profesor de turno. También es importante partir la pizarra en tres partes para que las clases sean secuenciales y claras al momento que escriben los estudiantes.



    N

    ResponderEliminar