sábado, 19 de junio de 2010

Hoy sábado: EL SILENCIO DE MARIA



Hoy sábado he querido dedicarlo a María, la madre de Jesús y madre de la Iglesia. La contemplamos muy cerca como Nuestra Señora del camino cotidiano, discípula fiel de Jesús que ha creído en la Palabra y la ha testimoniado pasito a pasito a lo largo de su vida.



La sentimos cerca, por qué no decirlo, como intercesora y abogada que adelanta para nosotros la hora de Cristo, cada vez que se nos acaba el vino en la fiesta de la vida, ayudándonos a sentirnos confirmados en la fe, como los discípulos en Caná, y diciéndonos que hagamos justo lo que Él nos manda, que por cierto no es otra cosa sino que nos amemos los unos a los otros como Él nos ama

En este clima les ofrezco hoy el conocido libro "El Silencio de María" de Ignacio Larrañaga, el cual constituye todo un clásico de espiritualidad mariana contemporánea. A la luz de la Palabra de Dios, el autor va penetrando en ese misterio insondable de la vida interior de María, de su silencio de fe y obediencia, de su humilde aceptación de los a veces desconcertantes planes de Dios. Leyendo sus páginas se siente el deseo de participar nosotros también del silencio contemplativo de Nuestra Señora, llenarnos de ese Dios que acontece en nuestra vida, para que nos transforme por dentro, para que seamos verdaderos discípulos de Cristo.

Qué María, la llena de gracia, nos introduzca en el misterio de esa Palabra que ella contemplaba continuamente en su corazón, nos conceda el don de la fraternidad, y, vivamos esa vida nueva en el Espíritu Santo, siendo obreros en la viña de Cristo, desde lo prosaico de cada día, en este Tenerife y en este 2010 que nos ha tocado vivir, teniendo entre nosotros un solo corazón y una sola alma, y perseverando en oración con María, la Madre de Jesús.


EL SILENCIO DE MARÍA : DESCARGAR




2 comentarios:

  1. Gracias por el aporte. Estaba buscando este libro. Bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que María cubra tu vida de grandes bendiciones y nos lleve siempre a Jesús, el Hijo de Dios! Un saludo desde Tenerife

      Eliminar