martes, 8 de enero de 2013

Dar las gracias: una llave para abrir los tesoros de Dios


Concluye la jornada, y antes de ir a dormir, damos las gracias a Dios por el día vivido.

Si dices ¡Gracias! se aviva tu fe y tu confianza en Dios. Él cuida de todos los detalles de tu vida y tiene un plan de amor y misericordia para contigo. Créelo. 

Si dices ¡Gracias!  haces un acto de humildad y reconoces que sin la ayuda de Dios y de los demás no hubieras logrado avanzar en el camino. Sin el Señor no puedes hacer nada.




Si dices ¡Gracias! se acrecienta tu amor al Señor. Él es el origen de toda bendición ¿Cómo no amar a aquel que siempre nos colma de gracia y misericordia?

Si dices ¡Gracias! tomas conciencia de lo que has recibido de parte de Dios. Él quiere que conozcamos los dones y gracias que nos ha confiado.

Si dices ¡Gracias! tu corazón se llena de esperanza. Dios no hace su trabajo a medias, él que ha iniciado en ti la obra de la salvación, él mismo la llevará a termino. 

La oración de acción de gracias es una llave que abre los tesoros del Reino de Dios para ti. Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada