domingo, 3 de noviembre de 2013

Angels among us: Hay ángeles entre nosotros



Angels among us - Ángeles entre nosotros- una canción de 1993 de la banda de música country Alabama.

Un niño sale de la escuela y va de regreso a casa, decide tomar un atajo por el bosque y se pierde. Solo y asustado, se le aparece un hombre que lo toma de la mano y lo lleva por el sendero hasta su destino. Su madre no lo puede ver, pero el chico siente en su corazón que es la respuesta a sus oraciones.

La canción prosigue confesando su fe de que hay ángeles entre nosotros, señalando la senda del amor y de la luz. Ángeles que Dios envía, a veces a través de un amigo o incluso un desconocido, para consolarnos en los momentos de tribulación y oscuridad, para darnos fuerza y guiarnos cuando hemos perdido el camino.



La Iglesia siempre ha creído en la existencia de los ángeles, ello forma parte de la revelación bíblica y del depósito de la fe.

Desde el Génesis hasta el Apocalipsis los ángeles de Dios están presentes en la historia de la salvación. Destacamos su intervención como mensajeros del Dios Altísimo, ejecutores de los decretos del cielo; su misión de custodia y protección de pueblos y hombres; su intercesión por nosotros ante la presencia del Señor.

Los ángeles, además, nos confortan en momentos de tribulación, nos asisten en el combate espiritual contra las fuerzas del mal, nos inspiran aquello que es justo, lo bueno, lo que es recto y agrada al Señor.

Las vidas de muchos santos de nuestra Iglesia Católica testimonian la presencia de los ángeles como colaboradores del proyecto de Dios. Pienso, por ejemplo, en el Padre Pío de Pietrelcina, uno de los más grandes místicos del siglo XX, y su experiencia con su ángel custodio: La vida devota del Padre Pío

Los ángeles son seres espirituales que gozan ya de la visión beatifica, es decir, contemplan cara a cara el rostro de nuestro Dios. La razón última de nuestra existencia es compartir con ellos esta experiencia, para este fin de amor hemos sido creados.

¡Qué felicidad tan grande será ver a Jesús, a su madre la Virgen María, a nuestro ángel de la guarda, y participar en la asamblea de alabanza de la Jerusalén del cielo!

Sí, alabar a Dios, glorificarle, dar culto de adoración a la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Comos los ángeles, con los ángeles.

Sabemos que nosotros somos de carne y hueso, marcados además por la realidad tremenda del pecado, en este sentido no podemos imitar a los ángeles. Que nadie nos tache de angelismo, por favor.

Lo que si podemos es compartir su ministerio de salvación a favor de los hermanos y hermanas que el Señor nos pone cerca, ahí, en nuestra vida concreta. 

Consolar a los que sufren, dar fuerza al cansado, compartir las penas del atribulado, interceder por las necesidades de todos, ser mensajeros de Dios,...Que nuestro amor les inspire en el camino, y les lleve al Señor.

Es decir, ser como un ángel para los demás.

Aquí les comparto un vídeo de la canción con la letra en inglés y en español en la voz de Demi Lovato (aunque yo prefiero la versión original de Alabama). Los primeros 15 segundos es de promoción del canal de Youtube que subió el vídeo, y luego comienza el canto. Paciencia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada