domingo, 15 de diciembre de 2013

Domingo de la alegría: Niños que ríen,...medicina del corazón


Escuchar la risa alegre de los niños tiene efectos medicinales para nuestro encapotado mundo de adultos.

A veces somos tan rematadamente serios, tan solemnes, tan concentrados,...que si nos tropezamos con un semblante despreocupado y alegre nos causa extrañeza: "Y a este qué le pasa, ¿se ganó la lotería o qué?

Una sonrisa, cuando brota del corazón, es una bofetada a la lógica triste del mundo que hemos construido los hombres.

Los niños viven el momento, se entregan al ahora de la vida, y lo disfrutan. A su modo, son sabios.

Necesitamos curar nuestro corazón roto, llenarnos de la inmensa bondad de Dios, recuperar la sabiduría de la infancia.

Descubrir que no hay mayor alegría que amar a la gente. 

A continuación una galería de niños felices: ¿seremos capaces de sintonizar con la alegría de estos rostros? 


















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada