jueves, 19 de agosto de 2010

UNA CRISTIANA DE NUESTRO TIEMPO: MADELEINE DELBREL


Navegando por la red he encontrado un testimonio cristiano que me ha llamado poderosamente la atención, y quisiera compartirlo con ustedes. Se trata de la francesa Madeleine Delbrel, laica cristiana y trabajadora social, nacida el 24 de octubre de 1901 en Dussidan (Dordogne -Francia), en el seno de una familia indiferente a la religión. Después de varios titubeos en su camino, se convierte al cristianismo a la edad de 20 años.

Fue una asistente social muy activa y trabajó en la barriada obrera del extrarradio parisino Ivry-sur-Seine, que tenía autoridades municipales comunistas. Se enfrentó entonces tanto con el ateísmo marxista, como con las precarias condiciones de vida de la clase trabajadora francesa, con la cual se sentía plenamente solidaria. A lo largo de su vida, nunca dejó de anunciar, y vivir, el Evangelio, la mayoría de las veces a contra corriente.


Sus escritos manifiestan una intensa vida de fe y oración. Es considerada por muchos como una de las santas cristianas más emblemáticas del siglo XX. Murió el 13 de octubre de 1964. Se ha introducido en Roma su causa de beatificación.

¡Qué oportuno y actual me parece el testimonio de Madeleine!, sobre todo en esta Europa que muchos califican de post-cristiana,... su santidad laical, su actitud de diálogo con los ateísmos contemporáneos, su profunda oración "a pie de calle", su amor y compromiso con los más pobres y olvidados, su amor al Evangelio de cada día, su compromiso profesional, su talante profético,...¡Ojalá que su vida logré iluminarnos y animarnos en nuestro seguimiento a la persona de Jesús, en medio de las "noches" que nos toca vivir, este contexto histórico ciertamente difícil, pero en el cual también florecen la luz y la gracia, la esperanza y el amor de Cristo!

Entre las obras que escribió les ofrezco La alegría de creer, escrito entre 1935 - 1964, un recopilatorio de meditaciones sobre los temas centrales de su vida cristiana, especialmente la experiencia radical del amor que brota de la fe en Cristo.


LA ALEGRÍA DE CREER : DESCARGAR

Les dejo también dos enlaces para conocer un poco más de su vida
y pensamiento:




No hay comentarios:

Publicar un comentario