domingo, 26 de diciembre de 2010

PELÍCULAS DE NAVIDAD: ¡QUE BELLO ES VIVIR! (1946)


Título original: It's a Wonderful Life
Género: Drama,
País: Estados Unidos
Duración: 130 minutos
Dirección:
Frank Capra
Interpretación:
James Stewart
Donna Reed
Año: 1946

Me confieso un devoto admirador del cine de Frank Capra, y esta es una de mis preferidas: ¡Qué bello es vivir!, todo un clásico en blanco y negro, que a pesar del tiempo, es de 1946, la vemos con gusto pues los valores y la experiencia de humanidad que transmite son un llamado a encontrar en el amor el "sentido" definitivo de la vida. Y esta verdad, como la copa de un pino, es para todas las generaciones.





El ritmo narrativo, los diálogos, las escenas, la construcción de los personajes,...destilan frescura, sagacidad y humanismo. Algunos la han criticado por su patetismo y su carga utópica, a mi me parece que, digan lo que digan, el amor siempre produce milagros, basta con tomarse en serio el santo Evangelio que profesamos,...

La acción acontece en la víspera de Navidad, con toda su carga emotiva y espiritual. De hecho, el desenlace final apunta hacia la experiencia de los verdaderos valores de la fiesta de Belén, la solidaridad, la fraternidad, el perdón,...

Es curioso, a pesar del tiempo que ha pasado, los personajes allí retratados siguen vigentes en nuestro hoy, especialmente en el marco de la crisis económica y financiera que padecemos. Los tiempos cambian, pero nuestros egoísmos parecen producir las mismas espinas.

Dadas sus características, no he pasado nunca esta película a los alumnos y alumnas en la clase de Religión, aunque se puede intentar dependiendo de los grupos y la madurez de los chicos, por lo menos algunos segmentos que pueden ser de interés. En todo caso, recomendaría a los padres a verla con sus hijos, y comentarla entre todos.

6 comentarios:

  1. A mi "¡Qué bello es vivir!" o "What a Wonderful live" (su título original) me parece una de las películas más ñoñas y tramposa que haya visto nunca.
    Ñoña porque, a pesar de los pesares que sufre el protagonista, sigue teniendo muy buena posición, dueño de una empresa y con la capacidad de ayudar a sus vecinos. ¿Ha renunciado a sus sueños? Sí, pero estos eran un lujo, una "boutade".
    Tramposa porque, cuando se trata la vida sin que él hubiese nacido se ve la influencia sobre las personas de su entorno a las que ha ayudado (que obviamente están peor) pero no se retrata la vida de aquellas personas para las que su influencia ha sido negativa. Y sobre todo tramposa, porque en la realidad el pobre hombre acabaría en la cárcel porque nadie le ayudaría.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, amigo, entre gustos y colores,...respeto tu interpretación del film, que, evidentemente, no comparto. No soy amigo, e incluso lo considero peligroso, un cierto optimismo ingenuo que pudiera inferirse de la propuesta del guión, al fin y al cabo se retrata una utopía, pero creo que no se trata de eso, sino de esas circunstancias de la vida en que nos tropezamos en medio de nuestros problemas con la solidaridad y la generosidad de los demás. A veces en medio de las peores tragedias sucede ese "milagro", por lo menos lo he visto.

    Gracias por tu comentario y compartir tu opinión en el blog. Saludos.

    Marcelo

    ResponderEliminar
  3. Sin duda un clasico del cine por excelencia, se ha convertido en una pelicula intemporal, por muchos años que pasen nunca nos cansaremos de verla y de disfrutar con ella.

    ResponderEliminar
  4. Así es, cada vez que la veo encuentro valores humanos y cristianos, una verdadera joya del séptimo arte,...Un saludo

    Marcelo

    ResponderEliminar
  5. Una pelicula clasica para ver y recordar en estas fechas navideñas. Todo un clasico que nadie deberia perderse.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, Ocucan, estoy de acuerdo contigo, un clásico de los grandes, que no pierde interés con el tiempo. Un saludo desde Tenerife

    ResponderEliminar