sábado, 3 de septiembre de 2011

ICONOS DE MUJERES SANTAS

Beata Kateri Tekakwhita

Santa Anastasia

Santa Teresa de Jesús

Santa Clara de Asís

Santa Edith Stein

Santa Catalina de Siena



El icono quiere ser una ventana a la eternidad, una miranda transida de la gloria luminosa del cielo, una invitación a la contemplación del "mysterium" de la santidad del Dios vivo y de sus santos, hombres y mujeres que han sido deificados por la gracia, y participan ya de la victoria pascual de Cristo. 

El oriente cristiano ha vivido hondamente esta experiencia como lo testimonia su liturgia, su teología y su espiritualidad.

El icono es, sencillamente, verdadera filokalia, el amor a la belleza que trasciende toda belleza.

El hombre y la mujer, creados hermosos y hermosas, creados para vivir en comunión de amor con el Padre, por Jesucristo, en el Espíritu Santo, realiza su vocación de ser "imagen y semejanza de Dios", cuando es embestido por la bondad del Señor, y se convierte en transparencia de ese amor que se nos ha comunicado en él, en Jesús, el Cristo, "el más hermoso entre los hijos de los hombres, aquel en cuyos labios la gracia se derrama" (Cfr. Sal. 45, 2-3)

He aquí una galería de mujeres fuertes, mujeres que han creído en la buena noticia cristiana, verdaderas luminarias de sabiduría y santidad en el corazón mismo de la Iglesia.

Hoy, cuando somos tan sensibles, y con justa razón, al tema de la igualdad de género, pongamos nuestros ojos en estas sabias mujeres, que han vivido a plenitud la vocación cristiana desde su condición femenina, verdaderas madres que han engendrado a multitud de hijos e hijas en el decurso de los tiempos.

Mujeres de ciencia y de oración, mujeres teólogas que han captado el misterio del Dios padre-madre, mujeres profetas, misioneras, contemplativas, evangelizadoras, a veces incluso en contextos culturales y eclesiales adversos.

En una palabra, mujeres fuertes, con autoestima, seguras de sí mismas, libres, auténticas, enteras.

Mujeres de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada