miércoles, 12 de noviembre de 2014

Obrigado! Viaje cultural a Portugal, abril 2014


El pasado mes de abril 66 alumnos y 5 profesores de los institutos de secundaria Magallanes y El Médano, sur de Tenerife, realizamos un viaje cultural y de estudios a un país hermano, muy cercano a nuestra realidad geográfica e histórica: Portugal.

El viaje es un proyecto del profesorado de Religión de la zona y tuvo como objetivo, entre otros, ofrecer una experiencia de convivencia e integración, fomentando algunos valores cristianos fundamentales como la cooperación, el sentido comunitario de la vida y la responsabilidad personal.

Así mismo, se buscó promover el conocimiento de las raíces cristianas en la formación de la sociedad europea, a través de un acercamiento directo a la realidad histórica, social y cultural-artística de Portugal, país estrechamente ligado a la cultura hispánica y miembro de la Unión Europea. 

Estoy convencido que participar en una actividad como la propuesta constituye en si mismo, más allá de las paredes del aula o de las ventanillas del autobús, una rica experiencia de aprendizaje grupal y de campo.

Nuestra primera parada fue en la ciudad de Sevilla, allí tuvimos la oportunidad de conocer una de las rutas de la Virgen Macarena, internándonos por las calles más tradicionales de la capital hispalense, por sus iglesias y balcones, encontrándonos con la venerada imagen de María de La Macarena, tan querida por el pueblo sevillano.

De Sevilla salimos rumbo a Portugal, en concreto hasta la ciudad de Alcobaca, famosa por su antiguo monasterio cisterciense, que llegó a ser uno de los más grandes e importantes de Europa. Desde allí fuimos recorriendo el itinerario que nos habíamos marcado: Aveiro, Coimbra, Fátima, Nazare, Óvidos, y, finalmente, Lisboa, la ciudad junto a la desembocadura del río Tajo, una de las más hermosas capitales europeas.

Destacamos nuestra visita al Santuario de Fátima, un oasis de paz y de silencio, en medio de las oraciones y el testimonio de los peregrinos venidos de todo el mundo, un lugar que invita al encuentro con el Señor y con su Santísima Madre. En lo personal nos llamó la atención la actitud respetuosa y a la vez curiosa de los alumnos, que ya conocían la historia de las apariciones porque la habíamos trabajado en clase como parte de la preparación a nuestro viaje.

Viendo a los jóvenes en Fátima pensé: ¿quién dijo que los jóvenes no tienen hambre de espiritualidad? Cuando el radar del corazón está despierto,... Ellos, a veces tan ruidosos y superficiales, son capaces de reconocer intuitivamente la presencia del misterio,... Muchos se muestran sensibles y presienten esa "nostalgia" de lo sagrado que invade a veces al hombre contemporáneo. Con frecuencia basta con estar allí con ellos y acompañarles.

Más allá de las iglesias, los monumentos, los paisajes; más allá de las idas y venidas en guagua por los caminos portugueses, queda la experiencia misma de la convivencia, con todas sus exigencias y sus riquezas, una experiencia que nos debería ayudar a crecer como personas, a madurar, a hacernos a todos, profes y alumnos, más fraternos, cercanos y comunitarios, en definitiva, más felices y enamorados de la vida, el mayor de los regalos.


Al hacer el vídeo me ha venido a la mente la palabra portuguesa: Obrigado!, es decir, ¡gracias!, por la experiencia vivida, por los chicos y chicas que participaron, por todas las atenciones que recibimos del noble pueblo de Portugal, por los compañeros profesores que viajaron con nosotros, por las bendiciones recibidas, y, en fin, por tantas cosas,... Muito Obrigado!

@elblogdemarcelo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada