martes, 17 de agosto de 2010

TERAPIA DEL PERDÓN


Nunca se insistirá bastante en proclamar que el perdón, una de las exigencias más radicales de Jesús en los Evangelios ( Mt. 18, 21-35), es una terapia. Esto significa que el acto de perdonar, de liberarse de la atadura de los resentimientos, genera una verdadera sanación tanto a nivel psicológico como espiritual, e incluso, en algunos casos, sanación física. El rencor, la falta de perdón, es una enfermedad que encoge el espíritu, trae tristeza y un sentimiento de vulnerabilidad frente a los otros. Cuando, en el nombre de Jesús, respondemos a las ofensas con el perdón, se libera una fuerza interior que fortalece nuestra autoestima, y nos convierte en canales del amor y la bendición del Dios vivo. Nos asemejamos a Dios.


El libro de Miguel Ángel Fuente, Terapia del perdón, ha significado para mi todo un hallazgo, porque sistematiza una enseñanza que a menudo solo encontramos en forma dispersa, y porque, además, relaciona los fundamentos bíblicos del perdón entendido como terapia y sanación, con nuevos hallazgos de la psicoterapia, los cuales vienen a corroborar las enseñanzas de Jesús al respecto. El libro comienza clarificando los conceptos de rencor y perdón, pasa luego a describir el proceso de perdonar: descubrir los rencores que nos están haciendo daño, el deseo de perdonar y el acto mismo de hacerlo, que son siempre una gracia de Jesús en nosotros, y que van sanando nuestro interior, modelándolo a imagen del Dios-bondad que nos habita.




Los cristianos vivimos este camino apoyados en la fuerza del Espíritu Santo que nos empuja a reconciliarnos con Dios, con nosotros mismos y con todos aquellos que nos han ofendido. Además, cuando experimentamos el amor y la misericordia divina, que siempre sobrepasan nuestros méritos, la abundancia de esta experiencia nos mueve a amar de la misma forma como somos amados por el Señor,

Este libro está llamado a traer mucha bendición a quienes se acerquen a sus páginas con el deseo de experimentar, en su propia vida, el gran poder sanador que tiene el perdón, que libera de condicionamientos psicológicos del pasado, y abre la puerta a la paz y a la alegría que vienen de sentirnos reconciliado con nosotros mismos, con nuestro pasado, con las otras personas, y, como fundamento de todo, con el Señor de la vida, Jesucristo Señor Nuestro, en quien tenemos una vida nueva: "..., el que está en Cristo, es una nueva creación: pasó lo viejo, todo es nuevo. Y todo proviene de Dios, que nos reconcilió consigo por Cristo y nos confió el ministerio de la reconciliación" ( 2Cor. 5, 17-18)

TERAPIA DEL PERDÓN : DESCARGAR

No hay comentarios:

Publicar un comentario